jueves, 16 de mayo de 2019

RESEÑA: 100 BESOS ANTES DE IR A DORMIR

Creo que una de las cosas que más ganas tengo de que aprenda la peque es a leer.

Nuestras vidas son algo frenéticas y tenemos poco tiempo para leer tranquilamente, mientras la vida pasa a nuestro alrededor, pero soy de las que creen que un buen libro te puede transportar a mundos maravilloso, aventuras fantásticas y pasar un rato realmente divertido.

Recuerdo que los veranos, eran mi momento de lectura. Le pedí a mis padres comprar libros del Barco de Vapor para llevarme al pueblo y las tardes me las pasaba leyendo en la cama, viviendo mil aventuras.

Por ello, no faltan nunca libros en casa. La peque tiene su propia estantería y los libros los puede coger directamente y siempre ve que la estantería de mamá está repleta de libros. 

La peque pide cuento cualquier hora del día. Sabe que es para relajarse, pues se tumba en el sofá o la cama y su padre o yo le leemos el cuento (o cuentos) elegidos. 

Así que cuando vi este cuento, pensé que sería perfecto para ese momento relax, pre-ir a dormir, además de ser un libro que en un futuro, ella misma, cuando quiera empezar, pueda leer fácilmente.


100 BESOS ANTES DE IR A DORMIR




Autor: Mack

Ilustrador: Mack

Traducción: Teresa Tellechea

Editorial: SM

Edad recomendada: A partir de los 12 meses

Páginas: 64

Encuadernación: Tapa blanda





SINOPSIS

Antes de irse a dormir, el pollito quiere dar a cada anumal un beso de buenas noches. 
Caudno termina de dar las buenas noches a todos, está muy cansado y va a buscar a mamá gallina.

Un libro tierno y tranquilizador para leer a niños a partir de 12 mees antes de que se vayan a dormir.


MI OPINIÓN:

Estoy encantada de colaborar con SM y poder acceder a tener libros así en nuestra estantería. 

Carlota desde el primer día se enamoró del libro. 

Las ilustraciones son sencillas, con colores naturales y el libro tiene un tamaño muy manejable para manos pequeñas.

Como podéis ver en la foto. Nunca se separa de su libro y muchas noches, antes de dormir le da besitos a todos los animales.



Cada página está destinada a un animal. El pollito visita a cada uno de ellos y repite siempre la misma historia, él les anima a dejar lo que están haciendo, para poder relajarse ya que es la hora de ir a dormir. Les da las buenas noches y un beso. 

Al final el pollito está tan cansado que busca a mamá para que le pueda dar el beso de buenas noches y él también poder dormir.

En casa somos muy besucones. Por la mañana al levantarnos, por la noche al ir a dormir. Cuando uno llega de trabajar después de no vernos todo el día. Cuando nos despedimos y así mil veces al día. Nos encanta besuquearnos y decirnos cuanto nos queremos. Así que este libro nos va como anillo al dedo.

Recuerdo que la primera noche que leímos el libro, cada vez que el Pollito le daba un besito a otro animal, nosotras aprovechábamos y nos dábamos un besito también.

El libro está pensado para niños más pequeños. Así podemos ayudarles con su rutina a la hora de dormir. Tumbarnos en la cama, relajarnos, leer un poco, dar las buenas noches, besito, apagar la luz y a dormir.

Además el hecho de que en cada página aparezcan distintos animales, puede ayudar a los peques a identificarlos y reconocerlos. Carlota ya es mayor y se los conoce al dedillo, pero me encanta jugar con ella a identificar animales, me dice cuál es y el ruido que le acompaña. Su preferido el loro, que siempre repite todo. Pero también tenemos a la tortuga, al gato, al oso y un sinfin de animales más.

También pienso, como he dicho antes, que es un buen libro para empezar con la lectura. Al ser frases cortas y a veces repetitivas, ayudan a identificar las palabras e ir aprendiendo poco a poco. 

En definitiva, es un cuento tierno y divertido donde nos enseñan a tener respeto por los animales. Sinceramente, si tenéis niños pequeños ¡OS ENCANTARÁ!

martes, 14 de mayo de 2019

AMIGA NO SILENCIOSA

Mes a mes viene. Llega, aunque no tengas ganas de verla. Aunque no quieras sentirla, ella se hará notar. No es una amiga, precisamente silenciosa. Ella debe hacerse notar. Hay meses que más y otros que menos.


Te miras al espejo y no te gustas. No te reconoces. Ese reflejo que ves no es el tuyo. Esa cara no es la tuya. La tuya antes brillaba, vibraba, sonreía. Pero ahora todo ha desaparecido. 


Vuelve a pasar. Te miras y sabes que este mes tampoco ha podido ser. Por mucho esfuerzo y esperanza que le pongas, sabes que sigue sin ser vuestro mes. 


¡MALDITA SEA! No quiero que vengas. Llevo días notándote con miedo. 


Ilusiones rotas. Sueños incumplidos y lágrimas que caen por la mejilla. Nada más que decir. 


Ella llega y yo vuelvo a romperme por dentro.





Odio a la gente que dice eso de... ¡Va! no te costará nada, si ya lo has sido, el segundo es un momento. 

Pues no. 
¿Estoy rota? ¿Me pasa algo? Mil millones de preguntas se agolpan en mi mente y no me dejan ver nada más. 


Intento dormir, pero no puedo. Intento leer, pero mi mente está en otro lado. Solo tengo ganas de estar tumbada en la cama, mirando por la ventana, ver la vida pasar. Otras veces tengo ganas de llorar. Gritar. Pegar. 


Me siento frustrada y estos sentimientos, este malestar, este "no quererme" no ayuda nada.  


Necesito tomarme las cosas con más filosofía. Eso me dicen. Pero yo soy así, pasional, sentimental. Y ahora siento más que nadie. 


Quiero centrarme en otras cosas. No pensar tanto en ello. Pero me puede. Y al final, termino siendo la más perjudicada. 


Hoy has vuelto a venir. Te odio. Me odio. Lloro y grito. Mañana será otro día. Pero hoy, no quiero ni mirarme. 

martes, 7 de mayo de 2019

LAS MENTIRAS DEL SEXO DÉBIL

He querido escribir este post mil veces y las mil veces lo he dejado aparcado. 

Me ha pasado que no tenía inspiración, por lo que quería contar, se quedaba en agua de borrajas. Luego no he tenido tiempo para concentrarme y poder escribir como a mi me gusta (el trabajo, la familia, la casa, las obligaciones,.... se me hacían cuesta arriba).


Pero aquí me tenéis en el intento mil y una veces, intentando acabar un post donde me desahogo de las mentiras del sexo débil.


Nosotras, la mujeres, nos tildan de sexo débil. Siempre se dice de forma despectiva. Las mujeres somos el sexo débil, ellos son los que llevan el peso del mundo. Me río yo de esto. 


Antes de empezar a escribir este post, quise indagar un poco sobre la expresión. ¡¿Cuántas veces lo habremos oído en nuestra vida!? Así que me puse a buscar y sabéis lo que más me llamó la atención... La RAE.



Si se busca sexo débil en la RAE no te saldrá de buenas a primeras. Pero busca la palabra débil. De ahí, te pondrá una lista con varias expresiones, una es sexo débil.


Y aquí tenéis lo que es sexo débil para la RAE:




Según la RAE, conjunto de las mujeres. Desde hace poco está remarcado lo de "con intención desepct o discriminatoria", ya que recibieron muchas quejas y "necesitaron" matizarlo. 
Para mi la expresión, igualmente está mal definida. Conjunto de mujeres. ¿De verdad seguimos luchando contra esto?



¿Nosotras sexo débil? ¿en serio...?


A todos aquellos que les encanta decir esto: Llevo una semana enferma. Tengo un constipado horrible. La cabeza me va a estallar y la nariz la tengo taponada. Encima me he quedado sin voz. De mi cuerpo salen unos mocos que mejor... mejor no os digo ni de qué color son y la textura que tiene. Sí, me pongo escatológica, pero es que en pleno siglo XXI estamos teniendo que aguantar verdaderas sandeces.


Pero aquí estoy. Cada mañana me levanto, como buenamente puedo, me tomo la medicación (un paracetamol), me destapono un poco la nariz. Y salgo para ir a trabajar. Estoy todo el día en la oficina, como una más, sin que esto me frene, porque como te pongas mala en el trabajo y faltes, lo primero que se oye es: no puedes con todo.


Las mujeres siempre tenemos que demostrar nuestra valía. No podemos flaquear, ni tener un mal día. Debemos estar preparadas y listas, al pie del cañón, pase lo que pase. 



Cuando termino mi jornada laboral estoy hecha un ñapo. Solo quiero meterme en la cama y dormir hasta el día siguiente. ¿Pero creéis que es eso lo que hago? 


Pues no señores. No es eso. Tengo que seguir con la rutina. Lo primero es llegar a casa y estar con mi hija, que lleva todo el día sin ver a su madre y demanda el poder tener un ratito. Hay cosas que hacer en casa (barrer, fregar, limpiar,...) o tener que ir a la compra.


Hablando con unas amigas, una de ellas me dijo:

A mi un día, un hombre me dijo. Parir no debe doler tanto como una patada en los huevos, porque vosotras repetís y nosotros nunca lo haríamos.



A ver, señores del mundo, a los que me dirijo y los que estoy verdaderamente harta. Sí, nosotras parimos, una, dos, tres y las veces que haga falta. Mi abuela lo hizo hasta 13 veces. Duele lo que no está escrito y por eso, muchas madres, hoy día, dan gracias por tener medicamentos que nos ayuden a pasar ese mal trago. 


Pensar en que por ese agujero tiene que salir un bebé. Es que, ¿de verdad no os han enseñado anatomía básica en el colegio? 


Vosotros, que cogéis una gastroenteritis y se acaba el mundo. Vosotros, que cuando tenéis un pico de fiebre no os movéis de la cama, solo agonizais pensando que os estáis muriendo. Vosotros de verdad nos llamáis SEXO DÉBIL.


Esta expresión es una invención, como muchas otras, arragiada en el machismo. Y esto debe cambiar. No somos el sexo débil y estoy cansada de tener que lidiar día a día con esto. No tenemos que demostrarlo, no tenemos que ir explicando y enseñando que estáis equivocados






Así que dejemos de utilizar estas expresiones despectivas hacia las mujeres, simplemente para sentiros vosotros superiores. 



Si os da miedo que una mujer sea: Más fuerte, más inteligente o más de lo que tu carezcas, no es nuestro problema. Es el tuyo.

viernes, 3 de mayo de 2019

DIA DE LA BUENA MADRE PARA EL CORTE INGLES

Llega el día de la madre y todas nos ponemos "nerviosas" con lo que nuestros hijos nos tendrán preparados.

Muchos padres se afanan, junto a los peques para hacerles un regalo a las madres y demostrarles lo mucho que las quieren. Da igual que te lo digan todos los días, es un día especial y muchas madres nos dejamos querer, el doble, por ellos. 

Durante varias semanas recibimos publicidad de qué podemos comprar para el día de la madre. Ideas que muchas veces dejo caer en casa para que algo que me guste me caiga ese día. 

Y aquí es donde muchas madres hemos encontrado el problema. La publicidad, en concreto, la publicidad de El Corte Ingles.





Como podéis ver en la foto, para El Corte Inglés debemos ser entregadas y un mínimo de egoístas, pero eso sí, no te quejes de tu maternidad. Tienes que ser PERFECTA. La buena madre, la madre abnegada que lo hace todo por y para su familia. La que no tiene vida más allá de sus hijos y su marido. 

Señores de El Corte Inglés (y pongo señores, porque me niego a pensar que mujeres, madres, están metidas en esta publicidad) NO SOMOS PERFECTAS. No nos carguen con la responsabilidad, como se ha hecho toda la vida de que la mujer siempre debe estar al pie del cañón.

Las mujeres estamos hartas. Hartas de que nos digan qué debemos pensar, cómo debemos actuar, qué debemos ponernos y sobre todo CÓMO SER MADRES.

Yo, Patricia Pérez, soy una MALA MADRE y voy con la cabeza bien alta. Sí, señores. Lo sé, NO SOY PERFECTA, pero soy la mejor madre para mi hija. Soy la mejor esposa para mi marido. Ellos saben mis defectos y mis virtudes y me quieren incondicionalmente. Igual que yo a ellos. 

Yo me siento 100% madre, pero no soy un 97% entregada. Porque no me da la gana dejar mi vida aparcada por ser madre. Porque eso es de mentalidad de cromañón, totalmente machista y que debería desaparecer. 

Somos madres, pero también somos mujeres, también somos personas. Y como cualquier persona, cualquier hombre, nosotras, las madres, las mujeres, tenemos derecho a no tener un buen día, a QUEJARNOS, poner el grito en el cielo, perder los papeles, ser 90% egoísta, para poder ser más felices.

Porque lo que se merece nuestra familia es que nosotras seamos felices. Si nosotras somos felices, ellos son felices. Si nosotras somos felices, tendremos más paciencia. Si nosotras somos felices, podemos disfrutar al MÁXIMO DE NUESTRA MATERNIDAD.

Si para ser feliz, quedo con una amiga para tomar unas cervezas y en la conversación me quejo de que mi maternidad no es perfecta, porque mi hija se despierta mil veces, porque mi marido y yo nos peleamos algunas veces o lo que sea, eso señores de El Corte Inglés, NO ME HACE SER MENOS MADRE.

Así que si sacan publicidad como esta, pueden estar seguros que esta MALA MADRE no irá a sus instalaciones a comprar nada. Sea para mi, para mi hija o mi familia.

jueves, 11 de abril de 2019

EL MONSTRUO DE COLORES - RESEÑA

Hacía tiempo que no traía una reseña de esos libros que tenemos en casa. La última fue la del Vampiro Edelmiro, uno de los libros que más le gustan a la peque.

Hoy le toca el turno a un libro del que había oído hablar maravillas y que sabía que en algún momento caería en nuestras manos. 

Los peques de la casa deben aprender a gestionar sus sentimientos. Nacen de dentro y a veces no saben cómo explicarse y ahí llegan las frustraciones. En casa trabajamos los sentimientos y el cómo nos sentimos diariamente, pues la frustración, aunque es un sentimiento que debemos pasar, para saber gestionar, no es de los mejores. Así que nos gusta que la peque nos pueda decir cómo se siente, si algo no le gusta, si está enfadada, triste,... Y el por qué de ese sentimiento.

Tenemos la suerte de que en el cole de la peque es un tema diario, que no dejan de lado y en el que trabajan y ayudan a los niños día a día. 

Hace unas semanas tocó el día de puertas abiertas en el cole, para los padres. Podíamos ir a las clases y a las extraescolares y allí veíamos qué hacían día a día. Yo no pude ir a todo, pero como psicomotricidad son los viernes, me apunté enseguida. Es una de las extraescolares que tiene la peque y cuando llega el viernes está encantada porque va a ver a su querida S. Ese día, la profe lo tenía todo preparado y nos enseñó muchas de las actividades físicas que hacían, pero para ella, aunque la psicomotricidad es el tema principal de la clase, no es el único y por ello hay dos cosas que cada viernes, hace con los peques. La primera cosa es el cómo se sienten ese día. Para ello, S se ha hecho unas tarjetas gigantes con cada color del monstruo y unas tarjetas más peques con los nombres de los niños. Cada uno pone su nombre en el monstruo correspondiente y luego le explican el por qué se sienten así. (Por cierto, lo segundo que hacen es yoga para niños, que un día os traeré algunas de las posturas que hacen y el por qué de cada una).

Carlota ya os digo que esto le encanta, porque expresar los sentimientos es algo que creemos verdaderamente importante para el desarrollo de la persona. 

martes, 9 de abril de 2019

CUANDO EL ENEMIGO ESTÁ EN CASA

Hoy vengo un post de desahogo de esos muy míos donde necesito sacar lo que llevo dentro, desde hace varios días, para expulsarlo de mi mente y de mi cuerpo. Porque poco a poco, esto me envenena.


Todos los que me leéis o me seguís por las RRSS sabéis que desde un buen principio tuve claro que había cosas que no permitiría con mi hija. Una de esas cosas es "obligarle" a ser quien no es por agradar a los demás.




Escribí sobre ello en el post: para cuándo braguitas de superheroes. Lo dejé claro, nosotros enseñamos a nuestra hija a ser independiente, a saber tomar sus propias decisiones, sabiendo las consecuencias que eso puede llevar. Que si quieres ser de una manera, que no se ajuste a los cánones impuestos por la sociedad, debes aprender a que ciertos comentarios te resbalen y saber defenderte en los momentos de mayor intensidad. 


Y todo esto, la peque, a sus casi 5 años lo tiene claro. Y me fastidia pensar que ella sí lo tiene claro y las personas más cercanas, las personas que nos rodean siguen con su mente cerrada, en un mundo arcaico.


miércoles, 3 de abril de 2019

TEMAS TABÚ EN LA MATERNIDAD

Todas lo sabemos. La maternidad no es de color de rosa. Tenemos momentos en que nuestro cuerpo y/o nuestra mente flaquean y todo se nos hace un mundo. No ayuda mucho, en esos momentos, que nos sintamos juzgadas. Algo que las mujeres parece que nos encante hacer.

Ya sabéis que siempre he sido de las que aboga por respeto. Respeto a nosotras mismas, respeto a nuestras maternidades y respeto a nuestros hijos. Ninguna estamos cortadas por el mismo patrón y lo que va bien para una, para otra va fatal. Pero no por ello es mejor o peor madre. 

Como odio estas etiquetas...

Por eso, hoy quiero hablar sobre algunos de esos temas que toda madre tiene miedo a sacar y que cuando lo saca se justifica mil veces, por miedo al qué dirán o al qué pensarán. Esos temas que no son bien vistos en general, porque claro, no podemos quejarnos, la maternidad es la mejor del mundo (y un cuerno). Porque... ¿cómo una madre puede quejarse de su maternidad, de su vida, de su familia o de sus hijos? Y no solemos hacerlo. 

No lo hacemos por miedo. Miedo a ser juzgadas. Miedo a que no llamen malas madres. Miedo a que se vea la cruda realidad y no esa vida PERFECTA que muchas quieren hacer creer.

Yo abogo por esas maternidades reales. Esas madres que saben que no son perfectas y aunque hacen lo mejor para su familia, pueden equivocarse o tener un mal día. Porque sí, NO SOMOS PERFECTAS, aunque en la sociedad se nos presione para serlo.

Por el simple hecho de ser mujer, se nos juzga por todo y cada paso que damos está sujeto a mil millones de miradas. Y todo esto hace que se nos presione, día tras día y nos presionamos a nosotras mismas. Y llega el momento, llega el momento del estrés máximo, de ver que no llegamos, de sentirnos mal por pensar que somos las únicas en esa situación, porque no hemos sabido hacerlo, mientras se nos enseña que sí se puede. Pero no, NO LLEGAMOS A TODO. 

Y por ello, hoy traigo algunos temas Tabús a mi blog. Algunos de los que ya he hablado en el blog, otros no, pero todos ellos, en los que en un momento dado me he justificado.


jueves, 21 de marzo de 2019

DESAPARECIDA DEL MUNDO 2.0

Hola Familia 2.0

Llevo semanas sin pasarme por aquí. Ya no os cuento nada de la peque, ni de nosotros, ni de nada. Pero todo tiene una explicación.

Antes de nada, quiero dar las gracias a esas personas que se han preocupado por saber qué pasaba con el blog. Veo que si desaparezco, algunos se preocupan por lo que pueda estar pasando.

A ver, NO OCURRE NADA MALO

Ya sabéis que todo artista, escritor, bloguero,... tenemos momentos de página en blanco. No hay manera de que la inspiración llegue y los temas que intentamos tratar e intentamos plasmar no llegan a estar tan bien como nos gustaría. 

Yo soy de las que piensan, prefiero escribir poco y de calidad, que escribir mil cosas y mal. Porque aunque no soy tan constantes como otras personas, este pequeño mundo que he creado es mi vía de escape, mi hobby y hay momentos en que la vida, la familia, el trabajo,... puede que te quiten todo ese tiempo para tu hobby.

Y eso es precisamente lo que me ha pasado. He desaparecido por falta de inspiración y tiempo.




No sé si lo he explicado alguna vez, pero en mi mundo 1.0 trabajo en una oficina. De lunes a viernes soy una pequeña hormiga obrera, que hace su horario laboral e intenta conciliar (que no lo hago, menos mal que mi medio limón sí lo hace) y estas últimas semanas he estado inmersa, muchísimo, en mi trabajo. 

Una de mis funciones es planificar los viajes de todas las personas de la oficina y resto de España, de la compañía. Como hemos tenido una de las Ferias más importantes del sector, en el extranjero, donde, justamente la marca para la que trabajo, era uno de los atractivos más importantes, me ha tocado mover a más de la mitad de la compañía de España, diferentes días, diferentes personas, mismo destino, pero diferentes horarios, diferentes orígenes y mil cosas más. 

¡Me encanta mi trabajo! pero estas semanas han sido AGOTADORAS. 

Tanto es así, que cuando llegaba la hora de marcharme, apagaba el ordenador y casi ni he tocado el móvil, ni ninguna tecnología, y bien lo saben mis piñas, que he estado casi desaparecida. Solo entraba para decir Hola, estoy viva. 

Llegaba a casa taaaan cansada, mentalmente, a casa, que solo pensaba en cenar, jugar un poco con la peque, tumbarme en el sofá y desconectar mentalmente, viendo la caja tonta un rato. 

También se me juntó en un momento de bajón, por la búsqueda que no llega a terminar y mes a mes cuando pasa lo que pasa, pues bajón del bueno. Pero no puedo seguir de esta manera. No puedo dejar me afecte de esta manera tan bestia. Así que he decidido que no puedo quedarme quieta y que seguiremos en ello, pero mi tiempo libre no va a consistir en comerme la cabeza en el por qué no. Si no en disfrutar de lo que tengo y que si viene, bienvenido y si no... Pues sí, me pondré triste, pero lo habré intentado con todas mis ganas. 






No he tenido tiempo, de ninguna manera, para poder sentarme y escribir un poquito. Aunque si lo hubiera tenido, estoy segura que tampoco lo hubiera hecho. 

Pero os echaba de menos. Echaba de menos mi rincón. Echaba de menos poder escribir. Porque me encanta escribir, me encanta poder plasmar mis pensamientos, sentimientos,... y me da igual que me lea 1 - 50 - 100 o 0 personas. Lo necesito, es mi propia terapia.

Así que simplemente he pensado que a los pocos que os habéis preocupado y habéis preguntado, pues sí, os debía una explicación. 

Esta semana que viene, ya tengo dos entradas preparadas y espero que la actividad en el blog vuelva a ser la que era.

jueves, 21 de febrero de 2019

NUEVA MODA O LOCURA. ANTIVACUNAS

Llevo tiempo queriendo escribir este post. Pero quería encontrar la inspiración para hablar sobre ello. Y gracias a un hilo de Twitter de Pregunta Mamá. El hilo en cuestión hablaba sobre lo qué pasó por tomar la decisión de no ponerle la vacuna a su hijo pequeño. 

El movimiento anti-vacunas siempre ha existido. Sea por tema religioso, político o por conspiración. Personas de todo el mundo deciden no vacunarse y no vacunar a sus hijos

Pero no llego a entender que en la era de la sobreinformación tengamos este problema y cada día sea más elevado. Hoy día, que podemos acceder a todos los estudios que queramos o necesitemos al alcance de un solo click. Y si todavía con esto surgen dudas, acude a tu médico de cabecera, coméntaselo y que te informe de todos los posibles efectos secundarios.

Y este movimiento pone en peligro a la humanidad. Sí, a la humanidad. Desinforman a la población y exponen a todo el mundo a enfermedades que creíamos erradicadas, simplemente por pensar que las vacunas son cosa del diablo, que nos las ponen para tenernos controlados o simplemente porque piensan que esa vacuna te puede matar o dejar alguna secuela.

Hoy día tenemos muchas enfermedades a rajatabla, sin que salgan, gracias a las vacunas. Enfermedades que en su día arrasaron nuestra población. Y degraciadamente, gracias a este movimiento que crece día a día, ESTAMOS PONIENDO EN RIESGO A NUESTROS HIJOS, de manera gratuita. Exponemos a los demás a enfermedades innecesariamente. ¿Realmente esto no lo ven?

miércoles, 13 de febrero de 2019

LA CARA OCULTA DE LAS REDES SOCIALES

Me gustan las RRSS, creo que son una herramienta fundamental en los tiempos que corren, pero también me he dado cuenta (a base de palos y más palos) que también es un sitio donde el odio y las mentiras se elevan exponencialmente.

En este país tenemos, lo que se llama: Libertad de expresión. Se supone que es así y todos lo tienen bien aprendido, así que siempre exponen sus puntos de vista, sin importar lo que les puedan decir, luego vienen los haters y te dejan a la altura del  betún porque no sigues la estela del resto.

Es así, la libertad de expresión es poder decir lo que se piensa. Es poder expresarse. Yo abrí este blog para hablar de mi maternidad sin tapujos, de poder hablar de mis problemas, cuando surgen, con la peque, e igual que el mío que es de maternidad, hoy día tenemos blogs y páginas de todo tipo. 

Todo bloguero, podcaster, vloguero,... que se precie, tiene que tener, además sus redes sociales para exponer puntos de vista, vivencias,... Las que más: Twitter, Facebook e Instagram. Los "mierdebloguers" como yo, también tenemos RRSS, es más, es donde hacemos nuestra vida 2.0, donde interactuamos más con nuestros seguidores, los cuales muchos se convierten en amigos.



Todos sabemos que el mundo 2.0 está plagado de buenas personas y, sinceramente, he tenido la suerte de conocer a unos cuantos que merecen la pena. Algunos todavía no les he podido abrazar, pero espero que eso cambie pronto. Han pasado de ser amigas de redes sociales a amigas con las que cuentas en momentos difíciles. Amigas que no te juzgan. Amigas que se preocupan por ti. Pero también he podido conocer en persona y abrazar a otras tantas a las que aprecio muchísimo. Personas en las que sé que puedo confiar.

Pero no todo es de color de rosa. También hay gente que bajo un pseudónimo se dedican a hacer daño a los demás. Hay personas que se crean mil perfiles para poder así dar rienda suelta a poder decir lo que sea, aunque con ello te lleves por delante la reputación de otros que solo han querido trabajar y crear una buena armonía a su alrededor. Hay gente envidiosa que se dedica a hacer sentir mal a alguien que está feliz por algún acontecimiento. 

También están los grupos. Grupos de personas que se dedican a hablar mal de alguien que: No piensa igual que ellos y eso hace que se sientan atacados. O los que no se llevan bien porque desde un principio son totalmente contrarios. Este segundo caso el ejemplo más claro está en la comida que le podemos dar a nuestros hijos: Si le das o no azúcar. Gente que te tacha de mala madre por hacer X o Y y no seguir a las buenas madres del mundo.

Y os preguntareis por qué viene todo esto. 

Siempre he pensado que soy una persona algo desconfiada, en mi mundo 1.0 soy así. Si me presentan a alguien, soy simpática pero con ciertos límites. No te conozco y hasta no saber de qué pie calzas, no tendrás toda mi confianza. Pero cuando te la doy, soy tu amiga hasta la muerte y siempre estaré feliz por ti, tus logros y todo lo que te haga feliz y estaré en los momentos que necesites ayuda.

Esto en las RRSS es más difícil. Interactuas con gente. Te envías mensajes privados por twitter, pones me gusta a sus fotos en instagram, compartes sus publicaciones de facebook y piensas... mira! es como yo. Cuanto nos parecemos. Así que sí, alguna vez me han dado gato por liebre y me he sentido mal, me he sentido traicionada

¿Alguna vez habéis visto el programa de la MTV, CatFish? Pues sí, me he sentido como al tonto que mienten por internet y hacen que se enamore hasta las trancas de alguien que en realidad no existe. 

No. No me he enamorado. Pero sí he confiado y sí he dado la cara por gente que luego me han traicionado. Y lo que peor llevo es pensar que al ser RRSS todo el mundo puede creer lo que luego cuentan, siendo mentiras.

Si ahora todos pudiérais contestarme, me gustaría saber a cuántos de vosotros y vosotras os han hablado mal de alguien de una Red Social. Lo típico: es que esta me cae mal, porque un día me dijo esto, yo le contesté y como no pensaba igual me hizo una peineta y me ha puesto a parir en redes.


La cara oculta de las redes sociales (es nombre de película de serie B, de los sábados por la tarde) está presente y muchas personas activas en ellas lo hemos sufrido. Nos han engañado, nos han estafado, nos han traicionado y luego... luego han intentado que tu reputación esté manchada de por vida, para que tengas esa etiqueta que te marca de lo que no eres.

Nosotras, las madres, que abogamos por ayudar a nuestros hijos a ser mejores personas, a ser tolerantes, a ayudar a los demás, a no sentirse superiores porque tengas más o menos cosas. Somos las primeras que estamos en los berenjenales. Y me pongo dentro del grupo como madre y mujer, pero los que me conocéis bien sabéis que a mi los líos no me gustan nada. No me gustan los tuits al aire, no me gustan las dobles intenciones de digo una cosa, pero se puede interpretar mil. No me gustan las medias tintas y por ello, si tienes un problema o un conflicto lo mejor es hablarlo cara a cara (o en este caso, red social a red social), no hace falta que sea públicamente, pero si finalmente esas dos personas no se llevan bien, las redes sociales son muy extensas y hay sitios para todos, simplemente sigue con tu vida y deja en paz a la otra persona. 

Sólo pienso en el día que mi hija empiece con las RRSS... Quiero que aprenda de sus errores, pero también de los míos. No quiero que se sienta vulnerable o traicionada.  Aunque sé que se me escapa de las manos, sí puedo enseñarle a tener cuidado y en eso estamos ahora en casa.

martes, 5 de febrero de 2019

SUEÑO. ESPERANZA. DESÁNIMO. MIEDO

Cada mes cuando llega, la odio. Cada mes cuando la veo, lloro. Cada mes cuando siento que no ha podido ser, me entra un vacío enorme.

Todos los que me conocéis y seguís desde hace tiempo, sabéis que ser madre para mi fue un sueño hecho realidad. Cuando era joven soñaba con ser madre. Traer un ser al mundo, cuidarlo, criarlo, ...

Cuando conocí a mi medio limón, las cosas entre nosotros fueron rodadas. Sin darnos cuenta, vivíamos juntos, estábamos prometidos y al año de conocernos, nos estábamos dando el sí quiero.

Siempre hablamos de formar una familia y teníamos muchas ganas, pero como estábamos en un momento económico muy malo y no sabíamos qué iba a ser de nosotros, pensamos que lo mejor era esperar a un mejor momento.

La fortuna nos sonrió. Los dos estábamos trabajando y se veía que era para mucho tiempo, así que pensamos. Es el momento, ahora o nunca. 

A los tres meses de búsqueda, estaba embarazada. Mucha gente nos dijo lo afortunados que éramos porque la búsqueda no había sido tan larga como para otras parejas. La verdad es que sí nos sentimos afortunados.


Disfruté, todo lo que pude de mi embarazo.  Tuve un par de sustos que me hicieron temer que algo malo le pudiera pasar a la peque y aunque yo vivo en un constante ánimo de nerviosismo, pudimos vivir cosas muy, muy bonitas.

Hasta que, cuando estaba de 6 meses nos dieron la noticia. A mi marido lo echaban del trabajo, igual que algunos compañeros. La empresa había decidido cambiar de empresa externa de servicios y la nueva empresa no contemplaba la posibilidad de quedarse con los trabajadores que tenían.

Fue un duro golpe, pues como digo... esperamos al "momento ideal".

Como sabéis, los que habéis leído mis primeros posts, la peque se adelantó un par de semanas. Creo que oyó la palabra cesárea y pensó, a mi no me saca nadie. Sacó su genio, incluso antes de nacer. 

Desde el momento del nacimiento de Carlota supe que no quería que fuera hija única. Yo lo he sido y aunque nunca me ha faltado de nada, en general, siempre he sentido cierta envidia por todos aquellos que hablan de sus hermanos, de su infancia y de lo bien que se lo pasaban. Muchos de ellos, a día de hoy, tienen en su hermano o hermana, un pilar importante de su vida.


Quiero que ella tenga un hermano o una hermana. Quiero que nuestra familia crezca y nuestro amor también. 

A mi medio limón le costó horrores encontrar trabajo. Esa época fue muy dura, porque aunque intentaba animarlo. Aunque intentaba estar con él. No podía, no sabía qué hacer para que viera que no todo estaba perdido. 

Llegó un momento en que nos planteamos que fuera al psicólogo para que le ayudara en esos momentos. Se sentía una carga inútil y por mucho que buscara, no encontraba nada.

Y sí, hay luz al final del túnel y encontró un trabajo. No era el mejor del mundo. Pero él era feliz. Y lo fue durante casi dos años. 


Durante esos dos años nos volcamos en la peque y en que no le faltara de nada. Poco a poco veíamos estabilidad y nos planteamos el poder agrandar la familia. Ella con dos años y medio, pensamos que era un momento fabuloso. Pero el nuevo año no nos trajo muy buenas noticias. Fue cuando escribí el post, una de cal y otra de arena

Yo por fin encontré la oportunidad de crecer en mi trabajo, no en la empresa en la que estaba, si no, en lo que conlleva mi puesto de trabajo, gracias a un cambio. Pero mientras yo encontraba algo mejor, a él no lo renovaban. Todo se ponía en nuestra contra y decidimos que viendo lo que nos había pasado anteriormente, era mejor esperar.

Este año pasado llegó el momento. Me planté y decidí sacar el tema que estaba en el aire y decidimos que era ahora o nunca. Es verdad que no estamos, económicamente hablando, muy boyantes, pero no perdemos la esperanza y sabemos que llegará algo mejor, para uno o incluso, para los dos.

Así que nos tiramos a la piscina de la búsqueda con nuestras ilusiones puestas en este futuro y en ampliar este amor, esta unidad familia y es que deseamos con todas nuestras fuerzas que esto ocurra.

Parece ser que se nos resiste. Y mes a mes, cuando sabemos que no ha podido ser nos fastidia. Mi medio limón me apoya, me alenta y siempre me dice que para el próximo mes. Pero veo que esta ilusión, que este sueño, se nos escapa de las manos.

Hace poco, hablando mientras cenábamos me dijo: Cariño, sé la ilusión que tienes y yo también. Queremos ampliar la familia, darle un hermanito a la enana y ser inmensamente felices. Pero ya tenemos una edad, así que nos tenemos que plantear una fecha límite. Así que si en un año no nos hemos quedado tendremos que seguir adelante con nuestra vida siendo tres. Nosotros hemos puesto nuestro granito de arena en el mundo con Carlota. Y lo estamos haciendo estupendamente con ella. Eres una gran madre y eso no cambiará porque solo tengamos una hija.


Me rompió el alma. Se hizo mil pedazos. Fecha límite. Podéis pensar que mal será que en un año, habiendo sido padres antes, no me quede embarazada. Pero oír eso, esas palabras resonando en mi cabeza hicieron que me sumiera en un estado de angustia.

Tengo miedo de no poder hacerlo. Tengo miedo de que el no poder quedarme me pase factura, emocionalmente hablando. Que nos pase factura, como pareja. Que nos pase factura, como familia. 


Quiero centrarme. Quiero disfrutar de lo que tengo. Quiero dejar de agobiarme por un futuro del que no sé qué pasará.

Para ello necesito fuerza interior y por ello veréis que no estoy tan activa en RRSS como antes. Quiero tener a los míos cerca y dejar lo tóxico bien lejos. No me ayuda las guerras sin sentido, los malos rollos, ni nada. Por ello, quiero estar con ellos, con mi marido, con mi hija, con mis amigas de toda la vida, con mis auténticas y por supuesto, con mis piñas.

martes, 15 de enero de 2019

LA IMPORTANCIA DE ENCAJAR

Los seres humanos, por naturaleza, somos sociales. Necesitamos el amor y la seguridad que nos da una tribu, amigos, familia,... Que nos apoyen, que estén a nuestro lado. Alguien que piense en nosotros, que nos cuiden,...

Por ello, para muchas personas, el poder encajar en la sociedad es muy importante y desde que están las RRSS buscamos, si cabe todavía más, esa aprobación del resto del mundo, para sentir que encajamos.

Desde pequeños buscamos esa aprobación. Llegamos al colegio y conocemos a aquellos que serán nuestros compañeros e interactuamos con ellos. Queremos tener amigos con los que jugar y poder ser nosotros mismos. Pero no siempre es así. Hay personas que no quieren seguir al rebaño, que son diferentes, con un pensamiento más abierto o con las ideas claras y aunque no hacen daño a nadie, si no siguen a la muchedumbre se quedarán solos.



viernes, 11 de enero de 2019

DANDO CAÑA AL FIN DE SEMANA

Después de una semana un tanto intensa tanto en el trabajo como en casa, paso un momento para desearos feliz fin de semana y espero, de corazón, que todos podáis estar haciendo lo que realmente os apetece. 

Los findes son para disfrutar, sea solo o acompañado, con amigos o familia, pero para hacer aquello que durante la semana no tienes tiempo. Con este frío, yo solo quiero estar en casa con mi familia y divertirme con ellos. Jugando con el Mario Party, leyendo un libro, jugando al tragabolas y mil cosas más.

Cuando estoy algo alicaida y necesito un chute de energía me pongo música. Necesito desconectar y recargar pilas y es la mejor manera. Cantando, bailando, dando botes. Da lo mismo, pero volviendo a ser yo misma.

Hoy os dejo con una de las canciones que siempre me pongo y es que BRUNO MARS, es lo más!


miércoles, 9 de enero de 2019

NUEVO PROYECTO QUE VE LA LUZ

Tal y como os comenté en mi post de bienvenida a este nuevo año, lo quiero empezar con buen pie.

Primero volviendo a mi pequeño rincón y a volver a interactuar con todos vosotros, en la medida de lo posible, y digo esto, porque mi trabajo me tiene muchas horas absorvida y acabo tan cansada que, a veces, dejo de lado aquello que me hace feliz.

Por otro lado, también empiezo este 2019 embarcándome, con otras mamis blogueras, en un nuevo proyecto

Os cuento:

Hace algo más de un año. Mamis que nos conocemos por RRSS de todos los puntos de España, nos unimos en un grupo de Whatsapp. Este grupo fue pensado para crear una comunidad, un sitio donde poder desahogarnos y tener un lugar donde estar a gusto. Dicho grupo ha sufrido idas y venidas durante un tiempo, pues los comienzos nunca han sido fáciles. Algunas se fueron y nunca más volvieron. Otras se fueron y volvieron al cabo del tiempo y nunca más se fueron. Otras nunca nos hemos ido y algunas se fueron, volvieron y se marcharon de nuevo. Poco a poco quedamos un grupo algo más reducido y con nuestras infinitas conversaciones de más de 500 mensajes por leer, en una hora, fue el momento de empezar a sentirnos bien, a sentirnos a gusto con el grupo. Tanto es así, que llega la madrugada, tenemos que dormir y ahí seguimos hablando. 

Formamos nuestra tribu. Una tribu que he estado buscando mucho tiempo. Un sitio donde poder ser yo misma. Donde si tengo un mal día me siento apoyada. Donde si tengo una gran noticia, la cuento antes que a nadie, porque sus mensajes de felicidad llegan desde el corazón. Una tribu que está en todos los momentos. Donde debatimos temas serios de la maternidad, pero también de nuestros ambientes personales. Donde no todas estamos de acuerdo, pero donde nunca se pierde el respeto por otra persona y aunque somos así, diferentes entre nosotras, siempre nos apoyamos y estamos ahí cuando se nos necesita. 

Después de un tiempo, surgió el tema. ¿Y si creamos algo juntas? Sería estupendo tener algo nuestro. Algo que nos identifique como grupo y donde todo aquel que quiera unirse, será bienvenido. Y de ahí surgió este proyecto. El proyecto de MADRES SUELTAS

El nombre... El nombre vino por las coñas que nos hacemos entre nosotras. Ya que no solo somos madres. El ser madre no nos define. Porque también somos hijas, hermanas, primas. Somos mujeres frikies, pijas, intensas, malhumoradas, enamoradas,... Y todo esto, es lo que queremos transmitir.

Y nuestro logo... Nuestro logo es para enseñar que unidas somos más fuertes. Por eso somos una piña. Por eso nos apoyamos y no nos juzgamos.

Nuestra página es una comunidad para toda aquella mujer que no quiera sentirse juzgada al hablar de un tema en el que no está de acuerdo con la mayoría. Donde nosotras mismas hablaremos de temas muy variados. Claro que estará presente la maternidad, pero también el ocio con amigos o con nuestra pareja. Donde sale nuestro lado más frikie y donde poder cotillear de aquello que queramos.

Así que si os gusta el proyecto. Si queréis saber más o apuntaros en nuestra web. Solo tenéis que entrar y registraros.

También os dejo nuestras RR.SS donde estaremos muy activas y donde podréis vernos en el día a día.

https://www.madressueltas.es/
Click en la imagen para visitar la web




lunes, 7 de enero de 2019

BIENVENIDO 2019 - NUEVO AÑO, NUEVOS PROYECTOS, NUEVAS EXPECTATIVAS

Pues sí, ya le hemos dicho adios al 2018. Empezamos un nuevo año y con ello una nueva etapa.

Hace unos días, el 2 de enero, este pequeño rincón cumplió 4 años. ¡CUATRO AÑOS! madre mía que rápido pasa el tiempo. Hace cuatro años que mis ganas de escribir y de dejar todo plasmado para el futuro, ganó al miedo de que nadie quisiera leerme y aquí me tenéis.

Han sido cuatro años de escribir de mil cosas, pero sobre todo, este rincón me ha ayudado a poder llevar algunos momentos duros, personalmente hablando. También me ha ayudado a conocer a madres que adoro y que sin ellas me sentiría muy sola. También me ha ayudado a conocerme más a mi misma y a madurar en muchos aspectos. 

Desde antes de Navidad no he escrito ningún post y he estado algo ausente en las redes sociales. Perdonadme. Sinceramente, estaba pasando por un periodo de sequía creativa. No tenía nada que contaros, o mas bien, no me sentía preparada para hacerlo. Incluso he llegado a plantearme el si cerrar o no Mami Reciente Cuenta. 

Pero no. No lo voy a hacer. No voy a cerrar, aunque tampoco sé cuantas entradas haré. Supongo que una o dos por semana. Dependiendo de los temas, dependiendo del momento y dependiendo de mi estado de ánimo.

Quiero volver a ser la que era y contaros todo lo que nos va pasando día a día. Además, volveré a estar más activa en RRSS y en vuestras vidas, 2.0, si me dejáis entrar.

Este 2019 quiero que sea un año memorable. Por ahora lo empiezo, junto a otras madres con un nuevo proyecto que me tiene muy ilusionada. Esta semana os escribiré más profundamente del tema.  

No me he planteado muchos propósitos. Mas que nada, porque luego se quedan en eso... en propósitos. Así que este año me centraré en aquello que sí quiero realizar y que sí voy a hacer. Ya os iré contando.

Por ahora... solo deciros, Bienvenidos a este 2019 con Mami Reciente Cuenta