martes, 26 de septiembre de 2017

5 CONSEJOS PARA PORTEAR A LA ESPALDA

Nosotros, como familia porteadora, casi desde el primer día, llevamos ya un tiempo con el cambio a la espalda.

Al principio la peque estaba algo reticente al cambio. Ella siempre había ido delante con su amada teti y de pronto un día le dije: ¿quieres cambiar? Pero me dijo que no. No quise insistirle y al final lo conseguimos dejando su tiempo para el cambio y también viendo a otros niños de su edad yendo a la espalda y lo divertido que era ir detrás y no delante. Gracias a nuestra mochila Boba 4G no hemos tenido ningún problema. 

Con el destete parcial que llevamos practicando un tiempo a mi me va genial que vaya a la espalda. Lo primero porque ya pesa 14kilos y se nota si va delante y también porque ella puede ir viendo todo, preguntando que ve, y que pasa a su alrededor.


Elegir el portabebé que nos vaya mejor: hay muchos porteadores y muchos portabebés. Yo, por ejemplo, tenía claro que quería probar todos los que pudiera, y a la vista está que muchos me gustaron, pues he porteado con fular, mid-tai y mochila. No le hago ascos a nada 😂😂😂. Pero en cambio mi marido cuando porteó, solo lo hizo con mochila. Él no se veía cómodo llevando a la peque en un trozo de tela, como me decía. Así que no tengáis miedo de probar. Lo mejor es ir a una tienda especializada de porteo ergonómico y allí las personas que trabajan podrán ayudarte con tu elección. Incluso hay cursos donde te enseñarán todo tipo de porteos y podréis probarlo. En Barcelona tenemos sitios como Kangura o Aúpali.

Tener experiencia en el porteo: No es del todo necesario, pero se cuenta, se rumorea, se recomienda, que es mejor haber porteado primero delante o en cadera. Pues eso te dará mayor seguridad a la hora de pasar al peque detrás. Puede parecer una tontería, pero yo me alegro de haber porteado primero delante, cuando era un bebé, pues eso no sólo me ha dado confianza, si no que ya tengo por seguro algunas cosas que damos por hechas, como los consejos de a continuación. 
Estar los dos preparados para el cambio: Esto es esencial, porque si uno de los dos no está preparado para el cambio, habrá drama. Seguro. Nos lo podemos ahorrar si seguimos nuestro instinto y no corremos a hacer el cambio porque alguien nos ha dicho que es mejor. Nosotras lo hicimos así.  Esperé a que ella se viera segura y me lo pidiera. Sí, antes se lo dije yo, pero su respuesta fue rotunda, no quiero mami. Ok, pues esperamos y sí, después de unas semanas y ver a otros niños en esa posición me dijo, mami en la espalda, y desde entonces. 

Calcular los espacios: si habéis porteado delante, sabéis lo importante que es este punto. Porque si no calculabas tu peso extra delante o el bulto que hacía podía llevarse un golpe os podiais caer o algo peor. Ahora en la espalda, el peso va atrás, tu postura tiene que ser diferente y no olvidar que va detrás, si no puede que se coma alguna puerta  (sí, la segunda vez de portear a la espalda, se comió una puerta por no abrirla suficiente. 
Siestas time: cuando es pequeño y lo llevamos delante, sabemos el momento exacto en que se queda dormido y podemos actuar en consecuencia. En la espalda es otro cantar. Yo normalmente lo noto, por el peso muerto de la peque cuando duerme, pero también me ayudo cuando paso por delante de algún espejo o escaparate. Tenemos que recordar lo importante que es sujetarle la cabeza para que no vaya de un sitio a otroN ni se haga daño en algún momento. Recuerdo un día, un papá que posteaba a la espalda, no se había dado cuenta de que el pequeño se había dormido y llevaba la cabeza totalmente al aire, dando tumbos. Me acerqué a él y se lo comenté, además de ayudarle a ponerle la capucha de su mochila porteadora, porque todo sabemos lo incómodo que puede ser.

Y hasta aquí algunos consejos. Si piensas portear a la espalda, esto podrá ayudarte y cualquier duda que tengas no dudes en preguntar a personas especializadas, porque siempre pueden darte la mejor solución. 

¿Y vosotros? ¿porteais en la espalda? Explicarme vuestra experiencia. 

10 comentarios:

  1. EN casa el porteo en la espalda empezó hace relativamente poco, este verano. Hasta ahora me la ponía siempre delante pero por muy ergonómica que fuese la mochila, la espalda empezada a protestar por el peso y ahora en la espalda el cambio ha sido tremendo!
    Como bein dices, el haber porteado primero delante y en la cadera la verdad es que me da más seguridad ^^
    Unos consejos geniales :*

    ResponderEliminar
  2. Yo siempre usé fular elástico, me apañaba mejor. Ví una vez un vídeo para poner a la espalda a los niños y bebés, tu sola sin ayuda y fue genial, porque yo siempre estaba sola. Para poder hacer cosas en casa, mucho más cómodo a la espalda.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que cuando hablas de portear desde atrás te refieres a solo mochila... Es que yo uso mei tai y fular, y atrás solo lo he llevado en mei tai y porque mi pareja me ha ayudado a colocarlo.

    No me veo preparada para ponerlo detrás yo sola. Por cierto, yo empecé a llevarlo en la espalda a los cuatro meses, a esa edad no es capaz de verbalizar pero sé que estaba a gusto porque se dormía enseguida.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Yo con los mayores no he porteado,y siempre me ha quedado la pena, ahora que el tercero está en camino es una de las cosas que estoy deseando probar. Aún me queda para llevarlo a la espalda, pero tendré muy en cuenta tus consejos.

    ResponderEliminar
  5. Me viene genial este post porque Loki va cogiendo peso y se hace incomodo llevarlo delante, pero aún no me da confianza llevarlo a la espalda. ¡Gracias por explicarlo!

    ResponderEliminar
  6. Yo hubiera agradecido mucho estos consejos cuando Paula era pequeña, al final no conseguí portar, no sé si por hacerlo mal o por que a ella no le gustaba.
    En fin, me ha encantado tu post.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Solo lo hemos intentado una vez y no le gustó mucho, pero me lo guardo para volverlo a intentar.

    ResponderEliminar
  8. Yo también portee de las dos maneras y la verdad es que cuando pesan es mejor en la espalda. Muy buenos los consejos que has dado y sobretodo lo de que se te duerman en la espalda, porque como tu dices no es plan de ir con la cabeza colgando. Besos

    ResponderEliminar
  9. Nosotros porteamos mucho tiempo delante, y cuando empezamos a hacerlo en la espalda coincidió que al poco empezó a andar y quería ir andando a todasnoartes, ni mochila ni carro. Ahora con dos años casi siempre va andando pero a veces agradecería tener una mochila toddler para llevarlo a la espalda, porque la manduca hace tiempo que se le quedó pequeña

    ResponderEliminar
  10. Yo con la mochila creo que cambién poco antes del año, y oye ¡que magico recuperar la visión! mi mayor era grandecita, y con esta creo que cambiaré antes y todo :)

    ResponderEliminar