martes, 6 de marzo de 2018

MADRES TÓXICAS. REALMENTE EXISTEN?

Os puedo asegurar que sí. Existen y están entre nosotros.

Hay muchos tipos de madres tóxicas.

La toxicidad es lo peor para un niño y os diré el porqué. Nunca sabes si tu madre te quiere, por ser su hijo o por hacerle el regalo más caro o por hacer al pie de la letra lo que la madre quiera.

Hay muchos tipos de madres tóxicas y hoy, en este post hablaré de unas cuantas.

Ser madre tóxica es gritar a los cuatro vientos que quieres a tu familia, pero luego les recriminas cualquier cosa que hacen y dejas su autoestima muy baja. Ser madre tóxica es ver la paja en ojo ajeno. Ser madre tóxica es pensar que haces todo por el bien de tu hijo, cuando en realidad no es así. Ser madre tóxica es proyectar sus propias inseguridades para reafirmarse personalmente y así poder controlar la vida del resto, pues dejarás por los suelos su moral y nunca sabrán qué hacer sin su "ayuda".

Como digo, proyectan sus propias inseguridades. Piensan que sus hijos no deberán cometer los mismos errores y por ello controlan absolutamente todo lo que hacen. Intentando así, modelar y controlar lo que pasa alrededor del niño, convirtiéndolo en un "niño burbuja".

Muchas madres tóxicas te hablan de amor, pero es un amor enfermizo. Un amor controlador, un amor que llega a extremos de artimañas para poder tenerlo todo bajo control. Y es que muchas madres tienen ese apojeo de toxicidad cuando los niños son pequeños, haciendo que el proceso de maduración personal de ellos termine siendo de autoestima baja, personalidad insegura, no saber tomar decisiones, ...

Es tal el control que ejercen sobre sus seres queridos que no son capaces de ver los límites. Y muchas veces, cuando los hijos ya son mayores siguen intentando controlar todos los aspectos de su vida: Su forma de vestir, peinarse, el trabajo, la casa, la pareja,... Pero ellas no se dan cuenta del daño que hacen, pues en su interior, creen que lo están haciendo por el bien de su hijo, por el bien de la familia, diciendo siempre frases, como: Lo hago porque es lo mejor para ti.

TIPOS DE MADRES TÓXICAS:

1. Controladora: Estas madres se niegan a reconocer que sus hijos son seres independientes, con su propia personalidad y con capacidad de tomar sus propias decisiones. Por ello, el hijo se convierte en una extensión de ella misma. Sin poder tomar una decisión por sí solo. 
El resultado es tener a un hijo inseguiro, que no podrá tomar una decisión, por sí solo en la vida. 

2. Despectiva: La madre que ignora todos los logros de sus hijos. Haciendo que la moral de ese hijo termine siendo nula. Si el niño intenta hacer algo para que su madre se sienta orgullosa, ellas no hacen caso a ese esfuerzo y lo minimizan de tal manera que el hijo se siente ignorado.
El problema, es que los niños pequeños siempre buscan la aprobación de sus padres, el amor incondicional de una madre, por lo que crecer sin esa aprobación, sin ese amor sin barreras, hará que el resultado, a largo plazo sea que emocionalmente sea una persona perturbada, teniendo la profunda necesidad de ser amados y validados en todos los aspectos de su vida, por la persona que lleve el mando. Por ejemplo, en el trabajo, siendo complaciente y haciendo todo, pensando en la aprobación del director.



4. Envidiosa - Combativa: Madres que sienten celos por todos los logros de sus hijos y siempre intentan estar por encima. Ven a sus hijos como rivales y por ello, en vez de reforzar la confianza de ese niño, hacen todo lo contrario, para que termine con la moral por los suelos. Muchas veces aplastan sus victorias, haciéndoles sentir culpables de su propio fracaso.
Envidia de la vida o posibilidades futuras del niño. Querer llamar la atención, intentando eclipsar un momento importante en la vida de un hijo. Como por ejemplo, llamar la atención en extremo con la indumentaria un día importante en la vida del hijo, como la graduación, haciendo que todas las miradas sean para ella y no para él.
Y los hijos que viven con madres así, tienen una autoestima muy baja y se sienten culpables por todo lo que logran si otro no queda por encima. Incluso se sienten indignos del logro. Y se autoboicotean a sí mismos, para no llegar a ser los mejores y no llamar la atención sobre los demás.

5. Narcisista: Como su propio nombre indica. Las madres que están demasiado preocupadas por las apariencias y las opiniones externas. Vistas desde fuera, estas madres son madres modelos, que nunca se equivocan y tienen la familia perfecta. Pero realmente, dentro de casa tienen verdaderos problemas, pues estas madres nunca ayudan a sus hijos, serán ellos los que tendrán que ayudar y ser siempre serviciales, pues pedirá atención y adoración por ellos.

6. Inaccesible: Una madre qeu emocionalmente nunca está para sus hijos. El niño se siente abandonado por la falta de emociones (abrazos, besos,...) por parte de su madre, lo que hace que en un futuro sea una persona que nunca se sentirá satisfecho con sus relaciones personales.

Y estos son algunos de los ejemplos que podemos encontrar en nuestra sociedad, pero no los únicos.

¿Qué podemos hacer para romper esa toxicidad? Es difícil cuando se trata de una madre, porque romper ese vínculo que siempre has conocido no será fácil. Pero lo primero es saber decir NO a esa manipulación. Es saber poner tus propios muros y no sentirte culpable por anteponer tus necesidades a las suyas. 

Muchas madres tóxicas se hacen las víctimas ante cualquier situación que escape de su control. Estarán dolidas y harán que todo el mundo sepa que se sienten así porque su hijo no ha sido todo lo complaciente o buen hijo que debería ser. Pero no puedes dejar que esa situación te supere y habrá momentos en que tendrás que poner tierra de por medio y poner tus propias normas para poder seguir con esa relación.

Tengo miedo, mucho miedo. Soy una persona que le gusta tener todo bajo control, cuando una situación no la controlo me agobio. Es verdad que desde nació la peque, ese control ha ido disminuyendo, pues con un hijo pequeño es imposible tenerlo bajo control, pero el miedo ahí está. 

8 comentarios:

  1. Me parece un artículo muy interesante y necesario para concienciar. Parece que una madre siempre hará y será lo mejor para sus hijos e hijas, pero por desgracias no siempre es así. El "problema" es que estas personas tóxicas no se dan cuenta de que lo son, y cuando el hijo o hija crece, romper con esa relación también les cuesta muchísimo.

    ResponderEliminar
  2. Por desgracia a muchas madres así. Lobas con piel de corderito. Consejos vende que para mi no tengo. Las hay por todos los lados. 😘

    ResponderEliminar
  3. Reconozco que cuando lo he leído me ha dado miedo de ser algún tipo de estas madres...

    ResponderEliminar
  4. Mi madre se ha pasado toda mi vida diciéndome que era una antisocial, que no hacía amigos... Mucho tiempo después me he dado cuenta de que es ella quien es asi, y quién en muchas ocasiones ha evitado que puedierrelacionatme con otros niños... llevándome a sitios de adultos, pasando cada día de las vacaciones en un sitio y sobre todo haciendo que me lo creyera y minando mi autoestima.

    ResponderEliminar
  5. Pues si, madres así existen, y es una pena porque el problema y las consecuencias al final las sufren siempre los mismos, los peques. Todas podemos ser un poco protectoras y a veces pasarnos y querer ayudarlos en todo, pero lo demás ya me parece extremo y muy desagradable.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, existen madres así. Yo creo que es importante que todas hagamos un ejercicio de autocrítica para alejarnos de ser ese tipo de madre, porque al final los perjudicados serán los peques.

    ResponderEliminar
  7. Un post muy interesante, a veces pensamos por que mi mamá no me abrazaba o no me decía palabras de aliento, es que soy así, y suele pasar que ellas tampoco lo recibieron, es decir no pueden dar lo que ellas no recibieron, lo que no conocen, y es como un circulo viciososo, es decir lo que pasa en la infancia se refleja en la edad adulta, es por eso que creo hoy en dia existen el coaching emocional que te ayuda a trabajar con las emociones y pensamientos o recuerdos que no te dejan avanzar para alcanzar tus objetivos, al menos es lo que he leído. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Hay gente q es para echarle d comer aparte. Debería existir cursos para aprender a ser padres. Algunos no deberían d serlo. Los padres que exigen demasiado a ls niñs no valorando sus logros o los comparan o los q protegen metiendolos en una burbuja. Hay de todo y todo en exceso es malo

    ResponderEliminar

Información sobre protección de datos:

Responsable: Mami Reciente Cuenta
Fin del tratamiento: Controlar Spam, gestión de comentarios
Legitimación: Si escribes aquí, das tu consentimiento expreso
Contacto: mamirecientecuenta@gmail.com

Más información en nuestra Política de Privacidad