jueves, 14 de enero de 2016

UN BEBÉ EN EL CONGRESO. HABLAMOS DE CONCILIACIÓN

¡Hola lectores!

Pues hoy quería dejar el blog descansar y venir con un #recordandopost pero después de lo que pasó ayer, he pensado que me gustaría aportar mi granito de arena.

Ayer, Carolina Bescansa, del grupo político Podemos, apareció en el hemiciclo con su bebé. No. No lo dejó en la guardería que tienen en el Congreso. Sí. Decidió que lo quería llevar. Y eso, ha suscitado todo tipo de comentarios.


Debo decir que yo no lo veo ni bien, ni tampoco mal. Entendedme. Yo pienso que si ella puede ejercer su trabajo a la vez que tiene a su hijo con ella, pues felicidades y adelante. Es una forma de conciliar??? Para mi sí, es una forma, pero no la única y tampoco es de las que podemos tener las demás madres.

Como he dicho infinidad de veces, la conciliación familiar en este país es inexistente. Yo trabajo ocho horas diarias, pero desde que salgo de casa hasta que llego pasan 12 horas. 12 horas que no puedo estar con mi hija. Yo no tengo la posibilidad de poderme llevar a mi hija al trabajo. Primero porque no me lo permiten. Segundo porque no podría estar trabajando y cuidando de ella (porque el tipo de trabajo que tengo es imposible). Y entonces??? entonces creo que Carolina Bescansa, simplemente supo que podía hacerlo. Solo tenía que escuchar y votar  y decidió por el bien de su hijo llevarlo con ella, y por lo que sé no es la primera vez que lo hace.

A mi me parece bien que lleve a su bebé de 6 meses al congreso si con eso se consigue hablar sobre el tema de la #noconciliación en este país. El tema se hace visible y el debate se pone encima de la mesa y lo importante ya no es lo que se diga, si no que se hable  y todas las posturas sean expuestas, porque seamos sinceros, en este país si quieres ser madre renuncias (la mayoría de veces) a tu carrera profesional, o sabes que te perderás momentos importantes en la vida de tu hijo.

En España tenemos una #bajapormaternidad que es penosa. Solo 16 semanas, para mi gusto, no ayudan en casi nada. Claro que está bien tenerla, pero si un bebé debe estar con LE o LME durante los 6 primeros meses de vida, creo que como mínimo (y digo mínimo porque lo ideal sería mucho más) es que la madre se pudiese quedar con su bebé todo ese tiempo. 16 semanas son casi 4 meses y tener que dejar a tu bebé con ese poco tiempo en manos de otra persona, sea un familiar, conocido, cuidadora, madre de día o guardería me parece vergonzoso, pero ahí estamos, sin poder decir nada por las leyes que no nos amparan.

Me parece fatal que mujeres políticas que podrían ayudar con este tema, prefirieran, por el bien de su partido, reincoroporarse al trabajo antes de finalizar su baja, o incluso ni empezarla. Porque señoras eso no nos ayuda en nada y es que a lo mejor ustedes tienen una jornada laboral que les permite estar en casa en otros momentos que también son importantes, o faltar cuando se les necesite o tener a su hijo en la guardería de su trabajo e ir a verle siempre que lo necesite o tenga que darle el pecho, pero esa no es la realidad de la mayoría de personas. La realidad de la mayoría de nosotros es que tenemos que tirar de las guarderías, la mayoría de veces, donde se nos sablea por no tener una conciliación familiar decente (porque no todos tenemos la posibilidad de llevarlos a guarderías públicas, pero ese es otro tema). La mayoría de nosotros tenemos que elegir si traer pan a la mesa o quedarnos en casa con los hijos, porque desgraciadamente, en mi casa, si no trabajamos los dos, no se pagan las facturas, ni la comida, ni nada. Y yo he sido una de las muchas madres que después de 16 semanas, tiempo de lactancia y vacaciones, tuve que dejar a mi hija al cuidado de otra persona. Mi suerte es que he podido tirar de la ayuda de los abuelos de la criatura, pero si no hubiera podido... hubiera terminado en la guardería, desde las 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde. 

Para mi la verdadera conciliación empieza con que los padres pudiéramos elegir entre las opciones que mejor nos fueran mejor tanto a nosotros como a la empresa para la que trabajamos.

  • Si tu empresa tiene un servicio de guardería donde dejar a tu peque en las mismas instalaciones, donde tu puedas ir todas las veces que quieras y necesite el bebé a verlo y estar con él. Es una forma de conciliar, por qué no???


  • Si tu empresa no tiene servicio de guardería pero sí te deja llevar a tu bebé, porque el tipo de trabajo que realizas es compatible. Es una forma de conciliar, por qué no???


  • Si tu empresa no tiene ni una cosa ni la otra, la mejor opción, la que muchas personas optan hoy día es: reducción de jornada. Una reducción de jornada que hace que el sueldo baje considerablemente. Una reducción de jornada que muchas empresas no pueden dar o el propio trabajador no puede pedir. Porque sería necesaria esta reducción, pero sin la reducción de sueldo. En muchos países se ve que esto es posible. ¿Por qué aquí no? #Spainisdifferent y lo demuestra siempre de la peor de las maneras.

Yo estoy en esta tesitura. ¿Podría pedirme una reducción de jornada? Supongo que sí, pero por un tema laboral mi horario es blindado, no pueden ni quieren coger a nadie por unas pocas horas, no les sale a cuenta, es mejor poner a alguien en mi puesto y a mi decirme: #chaopescao
Así que qué hago. Aguantarme. Seguir en mi puesto, pedir a mi marido o a mis padres que me envíen fotos del día a día. O vídeos con alguna cosa nueva que hace o que dice. Me perdí su primer gateo y todo lo que me seguiré perdiendo.


Podríamos empezar este cambio, como he dicho antes, por la #bajapormaternidad y ya puestos la #bajaporpaternidad. Una baja casi inexistente que no ayuda a un país donde la natalidad cae en picado y donde la #niñofobia está a la orden del día. Poco a poco los padres estaremos en guettos con nuestros hijos y no se nos permitirá salir si no es con un permiso especial. Ya tenemos sitios donde no puedes ir con tus hijos, porque molestan. Pero parece que esa gente no se da cuenta de que también fueron niños y seguramente también molestaron, pero no por eso te prohibieron la entrada. Pero bueno, sigo con el tema de hoy, porque si no me enciendo y  no paro.

Estoy harta de promesas incumplidas, estoy harta de que todos nos tomen por estúpidos, y sí, no digo tontos, porque tonto cae una o dos veces en la misma piedra, estúpido es cuando recaes más de dos veces  y empiezas a encontrarle el gustillo.
Podemos nació como un nuevo frente político que venía con nuevas ideas, claras y revolucionarias a un país que se ahoga con unas políticas corruptibles donde lo que manda es lo que te pasan por debajo de la mesa. Pero qué queréis que os diga... A mi no terminan de convencerme y es que creo que simplemente son los mismos lobos con piel de cordero, que pretenden meter su patita poco a poco y que prometen, como todos, pero que no harán nada y espero equivocarme, espero que llegue el día en que un partido político realmente se mueva por el bien de sus ciudadanos y no por el bien de su bolsillo.
Espero ver, algún día, que las promesas se cumplen. Prefiero pocas y eficaces que muchas e inexistentes. Ninguno de ellos toca la conciliación laboral. Ninguno quiere ver lo precaria que está la situación, los malabarismos que muchos de nosotros tenemos que hacer día a día para poder llegar a todo.

Lo que ayer vimos puede que fuera #postureopolítico pero no creo que sea de parte de Carolina Bescansa, si no mas bien del líder del partido. Que se vio como cogía al bebé, le sonreía y le daba un beso, y seamos sinceros, todo era para la foto. Lo hizo pensando en lo que ese gesto le reportará o en las buenas palabras que muchas madres dirían de: mira que se preocupa o algo por el estilo. Yo le digo: No me lo creo. Si realmente te interesara el problema que estamos viviendo sería uno de los puntos a tener en cuenta dentro de tu política y por lo que tengo entendido sois proclives a las guarderías.


Hoy día tenemos que tomar duras decisiones, ya que no recibimos ayuda por ningún lado. No podemos conciliar nuestra vida laboral con la personal, o estás en una o en la otra. Poca gente puede y me alegro por ellos, pero desgraciadamente, no es lo que le pase a la mayoría.

Creo que lo de llevar tu hijo al trabajo como ha hecho esta mujer o como han hecho otras parlamentarias en sus trabajos (la que más recuerdo es la europarlamentaria italiana: Licia Ronzulli) es un paso a dar hacia esta conciliación, un paso que está no solo en nuestros pies, si no en la gente que nos representa y que realmente deberían cuidar por nuestros intereses.

Así que en resumidas cuentas: 
Si ella puede hacerlo bienvenido sea. Y no lo veo mal. Si solo lo hace por #postureopolítico allá ella con utilizar a su bebé para algo así, pero no creo que sea de esa manera, espero no equivocarme. 
La conciliación familiar en este país es INEXISTENTE, y se deben cambiar muchas políticas y muchos pensamientos, que estamos llenos de prejuicios tontos que no nos dejan ver más allá de nuestras narices.
Ojalá todo esto abra un debate en toda regla y donde se pueda hablar y dar nuestra opinión, donde sea un pequeño o gran paso a un cambio necesario, donde los padres ya no tendremos que elegir si una cosa u otra. Si no que realmente se hable de una conciliación en condiciones.

Y vosotros?? Qué pensáis?? #postureopolítico?? Será un paso que llegará a algo o es una anécdota que se quedará en el olvido en unas semanas? 

8 comentarios:

  1. Ojalá sirva y no sea sólo anécdota y postureo. Este país tiene mucho q mejorar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo espero :) Este podría ser un pequeño paso para el princpio de un gran cambio
      Saludos y gracias por comentar :)

      Eliminar
  2. Comparto casi todo lo que dices!! La conciliación es díficil y si llevarte el bebé al trabajo es una alernativa adelante, que en las empresas cuenten con guarderias es algo que me gusta aunque por desgracia son pocas. En mi caso con mi primera hija tenía turnos semanales y si pude conciliar fue tirando de los abuelos. Con los otros dos cogí excedencias y me reincorporé con guarda legal y un horario totalmente compatible con el de los niños. En mi caso no tengo queja pero he visto cada cosa...Tendrían que tomarse más medidas que permitan conciliar. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo si no fuera por los abuelos, no sé cómo lo hubiéramos hecho. Yo tengo un contrato con un horario no modificable. Más que nada porque no le sale a cuenta a la empresa, y si pido que se me reduzcan las horas, mi sueldo se vería demasiado mermado, algo que no nos podemos permitir. Así que estoy pillada. :(
      Pero sí conozco gente que ha podido conciliar como han querido, pero la mayoría de veces, renunciando algunas cosas que no tendrían porqué
      MUAS!

      Eliminar
  3. Yo respeto que se oueda llevar al bebe al trabajo pero somos la mayoria las que no podemos hacerlo, nisiquera podemos salir a darle el pecho. Para mi eso no es ejemplo de conciliación y mucho menos de gente que deberia lucbar por cambiarla. Conciliacion es aunentar las bajas de maternidad y las reducciones de jornada. Yo ahora con la tercera no se si volvere a trabajar. Es tan dificil conciliar con 3. Habra que hacer números. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te quito razón. La mayoría de nosotros no podemos llevarlos al trabajo ni salir a darles el pecho. Y no es un ejemplo de conciliación, pero a mi no me parece mal que lo haga, si con eso sacamos el debate a reluci.
      Para mi lo mejor sería tener una baja más larga y una reducción de jornada sin que me quiten la mitad del sueldo.
      Si es difícil con una, no quiero imaginarme como será con 3. Animos!!!

      MUAS!

      Eliminar
  4. A mí esto me parece muy bien a modo de reivindicación por una conciliación laboral, pero esto no es lo común, los ciudadanos de a pie no nos podemos llevar al trabajo a nuestros hijos, huebiese sido mejor reivindicarlo con una baja por maternidad mayor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cierto. La mayoría de ciudadanos no podemos hacer esto. Te imaginas en mi trabajo, que soy recepcionista, tener a la peque conmigo en la puerta de la empresa?? Es imposible, no podría hacer ni la mitad de cosas que hago ahora.
      Pero es eso, como reivindicación me gusta, pone el debate encima de la mesa. Se seguirá hablando esta semana de ello?? Espero que sea un pequeño paso para que se den cuenta de la cruda realidad, aunque si te soy sincera, creo que no tendremos esa suerte, porque les gusta más mirarse el ombligo.
      MUAS!

      Eliminar