miércoles, 19 de julio de 2017

LA IMPORTANCIA DE VIAJAR SEGURO HASTA PARA LOS MÁS PEQUEÑOS: #VIAJOSEGUROENMISILLITA

Llega el verano y con ello los desplazamientos a nuestros destinos vacacionales... Como ha pasado el tiempo y como han cambiado las cosas... ¿Os acordáis cuando éramos pequeños? Yo sí, me acuerdo ir en un coche sin ni siquiera ponerme el cinturón, pero es que no los llevaban, me tumbaba y dormía más de la mitad del trayecto. Pero los tiempos cambian, los coches, también y nuestra seguridad y la de nuestros retoños tiene que ser la máxima prioridad.
Me quedo pasmada cuando oyes en las noticias que ha habido un accidente y un niño pequeño o un bebé ha muerto, porque no iba debidamente sentado en su silla. Y es que esto no es ningun broma. La seguridad ante todo y puede que nosotros seamos prudentes, pero los que van a tu lado a lo mejor no tienen tanto miramiento. 
Nosotros hemos llegado a presenciar verdaderas barbaridades con los coches y tener un nudo en el estómago pensando... ¿por qué? ¿Por qué tanta imprudencia y tanta tontería al volante? Siempre he sido una persona precabida y con el coche también. Era de las que se bebían su bebida al principio de la noche y luego pasaba a la coca-cola para seguir la fiesta. Me han hecho controles de alcoholemia y nunca he mentido:
- ¿Ha bebido usted esta noche? 
- Sí - nunca mentía. - Pero ha sido hace bastante tiempo y luego he bebido refrescos.
- Le hacemos el control. 
- Por supuesto. - Y como no, siempre daba 0.0 y sin problemas me sentía orgullosa de ser una joven con cabeza. Que haberlos los hay, pero no abundan tanto.
Ahora soy madre. Y ya no solo pienso en mi seguridad, si no en la seguridad de mi hija. Por ello, muchas veces, para los viajes largos, optamos por transporte alternativo, en este caso el tren (casi siempre), nosotros, como cada verano nos vamos al pueblo para ver a la familia, son 10 horas de coche y solo conduzco yo. ¿Podríamos hacerlo? Claro que sí. Muchas familias lo hacen. Pero no queremos. Algún día lo haremos, pero durante el trayecto pararemos y haremos noche en algún sitio chulo de la geografía española. Mientras tanto, el tren nocturno nos va estupendamente, descansamos, la peque ni se entera y podemos viajar tranquilos.
Y es que luego tenemos el problema de la peque y su amor-odio al coche, así que nos ahorramos lloros, gritos, rabietas sin fin porque no llegamos a destino. 
La situación, alguna vez, para nosotros ha sido insostenible, tanto es así, que recuerdo un día que la peque era un bebé, se puso a llorar en el coche de mi padre, gritaba como si no hubiera un mañana y parados en medio de la calle sin posibilidad de estacionar, para bajarnos y mi madre decirnos: Da igual, sácala de ahí y cógela en brazos. Y todos diciéndole: pero que dices??!!! que no se puede, ya no solo por la multa que nos podrían poner si no también por la propia seguridad del bebé. 

Tenemos que tener claras ciertas cosas, como por ejemplo:

Es importante que nuestros hijos viajen seguros y nosotros tener la certeza de que lo estamos haciendo lo mejor posible. Por eso desde LegalCar han puesto en marcha una campaña #ViajoSeguroEnMiSillita para concienciar a todo el mundo. 

¿Queréis saber más? No dudéis en entrar en su página web, aquí.¿Y habéis visto este blog? Seguridad vial en familia donde nos explican todas las dudas que nos puedan surgir.


Por último, justamente ayer, echando un vistazo en la blogsfera, vi que Soy un drama mamá, había hablado sobre la nueva normativa sobre las sillas infantiles. Algo que tenemos que tener en cuenta a la hora, no solo de viajar, si no también de comprar. Recordar que ahora los alzadores sin respaldo no son permitidos. Las sillas ya no irán por pesos, si no por altura y algunas cosas más. Si quieres, pásate por su blog, aquí, y echa un vistazo. Además así también verás el coche nuevo que se ha comprado al aumentar la familia. ¡¡¡Felicidades!!!

1 comentario: