martes, 23 de mayo de 2017

ESTOY HARTA DE JUSTIFICARME

Llevo días pensando en ello.

La pregunta del millón que me hacen cada día. ¿Y aún le das el pecho? Pues sí lo hago. Y hasta hace dos días me justuficaba por ello. Pero no sé si mi paciencia se ha agotado si es que como estoy cerca de los 36 (sólo una semana para cumplirlos) o es que simplemente ya todo me da igual. Pero justo ayer; cuando me lo preguntaron al ver que la peque me pedía tera, mi respuesta fue sí. Y lo qué? No estás cansada? No te ata? Mi respuesta fue sencilla: lo hago porque quiero. Es mi cuerpo. Es mi teta. Es mi tiempo. Punto no hay más que hablar. 

Parece que desde el momento en que nos quedamos embarazadas o nacen nuestros retoños debemos justificar al dedillo todo lo que hacemos. Nos miran con lupa y es que lo que más me cansa y me pone de los nervios es que suele ser la gente que no nos conoce los primeros en decir algo (obviamente la gente que más me conoce no me toca las narices porque sabe que le suelto una borderia y me quedo tan ancha).

Hoy en el trabajo unas compis hablaban sobre ello. Tres madres y tres maternidades diferentes. La mía ya la conocéis, con la teti rozando los 3años de la peque, que sólo le queda un mes. Una de mis compis con una niña que no llega al año ya no le da el pecho. Decidió, al volver a trabajar, que era mejor no hacerlo y poco a poco fue retirándole el pecho y la peque tan feliz. Por último otra compañera con un nene algo más grande. Nunca le ha dado pecho. Decidió que no quería y así lo hizo. Por una vez no me he sentido mal al decir, pues yo le doy el pecho y digo sentirme mal, por lo que digo en el post, porque pronto tienes que justificar el porqué de tus acciones. Ellas, como yo, saben bien que madres hay tantas como niños y todas diferentes y eso no significa ni mejor, ni peor, simplemente diferente.

Así que así estoy. Ha llegado el momento de dejar de JUSTIFICARME y aunque aquí hablo sobre todo de nuestra lactancia, he dejado de justificarme por todo. Porque sí, también preguntan que porque tiene el pelo largo y no se lo corto; que estaría más cómoda o porque siempre va con pantalones y no con vestido. Ahora mi respuesta es clara. Ella elige lo que quiere ponerse y quiere pantalones. ¿qué más le dará a la gente?. Pero ahí están. Intentando que te sientas mal en tu propia maternidad.

Dejemos de justificarnos. Lo hacemos lo mejor que podemos y sí, seguramente habrá cosas en las que nos equivoquemos, pero no lo hacemos para mal de nuestros peques. Si no, porque también somos humanas y nos equivocamos.

¿Por qué los hombres con su paternidad no deben justificarse por todo? Porque vivimos donde vivimos y los hombres son unos padrazos y nosotras somos lo peor. 

Sí, es un post de desahogo, pero es que necesitaba soltarlo. Ya sabéis mi lema. Vive y deja vivir . Si yo no me meto en tu vida. No te metas en la mía. 

6 comentarios:

  1. No te lo vas a creer pero tengo un post programado para mañana en el que hablo de la justificación de la maternidad y de por qué llevo cuatro años justificando todo. Te entiendo infinito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas las madres tenemos que justificarnos por todo y llega un momento en que esa situación te toca las narices. Y es lo que me ha pasado a mi. Estoy harta de justificarme con todo y con todos.
      Me pasaré a leerte

      Saludos

      Eliminar
  2. Si no hay 2 personas iguales porque la maternidad tiene que ser igual en todas ¿?¿?¿ Respeto y empatía. Un besito Patri, me ha gustado mucho tú post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto!!! El respeto y la empatía hoy día está relegada. Es mejor decir lo que piensas aunque fastidies al de al lado y te digo más . Cuando me dan un consejo que veo, realmente que merece la pena y me dan de corazón me gusta y lo agradezco. Pero gente que no conozco se crea que puede decir lo que quiera no me da la gana.
      Muas

      Eliminar
  3. Me encanta lo que dices!me siento igual,vives justificando lo que haces y eso te hace a veces dudar y sentirte mal contigo mismo.Tengo un hijo de dos años y 8 meses y aún le doy el pecho y siento
    Como me
    Miran como
    Si fuera una loca,gracias por desahogarte porque me has ayudado mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada. Somos muchas las que hoy día seguimos dando el pecho pasados los dos años, pero eso no quita que la gente se siga sorprendiendo. Igualmente, una madre que da biberón también tiene que justificarse. El colmo de los colmos
      Saludos

      Eliminar