jueves, 2 de marzo de 2017

POR QUÉ HAY QUE CUIDAR LA PIEL DE LOS NIÑOS TAMBIÉN EN INVIERNO

Esta semana voy a seguir con los consejos para sobrevivir al invierno y esta semana me centro en la piel de los más pequeños de la casa. 

Vivimos en un país donde brilla el sol todo el año. Asi es que, aunque guardes la protección solar en la bolsa de la playa, en invierno no debes olvidar tenerla también a tu alcance. Sobre todo si tienes niños pequeños. Y, más aún, cuando quieras hacer con ellos actividades al aire libre.

Sí, aunque en invierno haga frío y puede que no te apetezca tanto pasar horas en el parque o de paseo, los niños necesitan su tiempo de jugar al aire libre. El sol contribuye a la salud: ayuda a estimular las emociones positivas y te mantiene activo. Además, la luz del sol es imprescindible para sintetizar la vitamina D en la piel, que es necesaria, entre otras cosas, para que los huesos puedan absorber el calcio que necesitan.

Pero es cierto que hay que ser prudente con el sol, también en invierno. Ya desde que somos pequeños, la luz solar provoca cambios en nuestra piel que, a veces, no son visibles hasta que somos adultos: pecas, arrugas y manchas aparecen en la juventud o etapa adulta. El cambio más fácil de detectar es el bronceado.

La clave está en utilizar protección solar y no prolongar demasiado la exposición al sol. Toma nota de estos consejos si tienes niños pequeños o bebés:

Usa un protector solar con factor (SPF) 15 o mayor. Aplícalo al menos 30 minutos antes de salir al aire libre, y reponlo cada dos horas. 
Si tienes un bebé, no le pongas aceite para bebés antes de salir al aire libre: el aceite deja pasar los rayos solares con mayor facilidad, así que es perjudicial. 
 Si tu niño va en cochecito, usa una sombrilla o capota para proporcionarle una sombra adecuada.  
Si pasáis el dia en la nieve con niños, es importante descansar en la sombra. Y, además de una protección para la piel alta (SPF 50), ponle gafas de sol con protección UV. Los rayos de sol reflejan en la nieve y son aún más perjudiales que en verano. 
Usa crema de cacao con factor de protección solar también para labios, deben protegerse contra el viento y el sol. 
Al final del día conviene hidratar bien la piel para restaurar la función protectora propia de la piel.

Si quieres saber más te recomiendo que sigas leyendo aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario