viernes, 13 de enero de 2017

CINE; MALAS MADRES

Y es que desde que salió la película sabía que tenía que verla. Y sí, seguro que he sido de esas madres rezagadas y debéis pensar... anda que... a buenas horas mangas verdes. Pero una puede ver una película cuando su retoño le deja y sobre todo cuando puedo decir a los santos abuelos... ¿os la quedáis un ratito?

Ya sabéis que a veces os hablo de Cine Familiar, donde la mayoría de veces os traigo películas de animación, porque son mi perdición. Soy una gran fan del cine, lo que no una frikie, porque no llego a saber cosas como la lista de películas de un director, pero sí me gusta el cine, me lo paso bien y es algo que tengo en común con mi marido. Él sí lo podría clasificar dentro del grupo Frikie (como muchos amigos) porque solo con que salga la primera imagen, o suene el primer acorde de la productora, te la dice sin problemas. El 99,99% acierta. Solo ha pinchado una vez. Y ya no os digo nada cuando hablamos de directores. Dile uno y te dirá como mínimo un par de pelis. A mi, háblame de actores. Jajajaja. 

Pues lo dicho, os dejo mi resumen de la película: MALAS MADRES

Amy Mitchell es una madre muy trabajadora que lleva una vida en apariencia perfecta, pero -aunque no lo demuestre- en realidad las preocupaciones y las obligaciones están logrando que su estrés suba a unos niveles alarmantes, haciendo que todo esté a punto de romperse.

Cansada, un día decide formar equipo con otras dos agobiadas madres para liberarse de las responsabilidades convencionales de su rutina. Así, el grupo opta por emborracharse e inicia una lucha por la libertad, la diversión y la autocomplacencia. Pero, accidentalmente, su camino se cruza con la líder de la asociación de padres, una devota del ideal de "progenitores perfectos" que interrumpirá su viaje de autoindulgencia.
Como os he dicho antes, tenía muchas ganas de ver la película y es que no es el peliculón del año pero me he visto reflejada en él.

Hoy día la sociedad nos insta a ser perfectas. Perfectas en nuestro trabajo. Perfectas en nuestra maternidad. Perfectas con nuestras familias, amigos, .... Y no podemos. No podemos con todo, no podemos estar solas ante el peligro. ¿Todo el peso debe recaer sobre la mujer?

Aquí conoceremos a Amy. Una mujer casada con dos hijos, que trabaja fuera de casa y que intenta compaginar, como puede todo lo que sobrelleva encima. Pero un día, todo se desmorona. En realidad, su vida no es tan perfecta. Tiene problemas en casa, sus hijos no son perfectos, en su trabajo no la valoran y cuando llega al colegio se encuentra el séquito de MADRES PERFECTAS, que no tienen nada mejor que hacer que convocar reuniones, ser las reinas del universo y poner verde a todo aquel que haga algo diferente a ellas.

Amy está cansada, como muchas de nosotras, y explota. No puede más. Es normal, ¿no creeis? empieza a faltar al trabajo, como hacen muchos de la oficina. Contesta a las madres del AMPA y se atreve a llevar dulces comprados en el supermercado, desoyendo por completo lo que la directora del AMPA había pedido. 

La guerra queda abierta y Amy se aliará con dos madres más: Carla y Kiki. Una es una madre soltera, promiscua y de lengua afilada, mientras que la otra es una madre sumisa, que vive por y para su familia (que por cierto es numerosa) y que deja que la pisoteen constantemente, sobretodo su marido.

Este trío se aliará y conseguirá sacarnos más de una sonrisa. Porque siendo sincera: No, no es la película del año. Pero es divertida, entretiene y tiene algunos gags que me gustaron. Y es que mientras veía la película, mi marido me miraba por el rabillo del ojo y yo de vez en cuando le decía, esto es cierto. Esto pasa. Y es que él, que lleva cada mañana a la peque a la guardería del cole donde irá el año que viene, ya ha visto a ese tipo de madres "perfectas".

Así que la recomiendo para todas aquellas madres que se sienten malas madres en la intimidad de su hogar. Para que vean que no son las únicas que piensan así, las únicas que se quieren revelar contra esas "madres perfectas" que no tienen nada mejor que hacer que reuniones extraescolares. Pasarás un buen rato, te reirás de la protagonista y sus amigas y en muchas ocasiones te sentirás identificada. 

¿La habéis visto?

1 comentario:

  1. Sí, y en algunas cosas me sentí identificada!! A mi me gusto porqué es divertida pero tiene su trasfondo!! Saludos

    ResponderEliminar