lunes, 5 de diciembre de 2016

ME GUSTARÍA...

Hace semanas que una idea me ronda la cabeza...

La gente ya ha empezado con las compras navideñas y con ello la temible pregunta: ¿Qué le compro a tu peque?

Uffff, ¿qué regalar cuando tienes de todo? ¿Qué es lo que desea una niña de dos años que es feliz, tiene a sus padres, comida, ropa, juguetes para dar y vender, un techo sobre su cabeza?

En fin.. durante estas fiestas tengo sentimientos encontrados. Me gusta la Navidad. ¡Me encanta! Y más ahora con la enana, porque disfrutar con ella de estos días mágicos, para mí son momentos únicos e irrepetibles. Pero que me pregunten qué regalarle me trae de cabeza. 
Sinceramente, no lo sé. Al final siempre les digo: Lo que quieras, tiene de todo. Ellos contestan: ufff, es que si no os gusta... A lo que al final les digo: Pues ropa, eso siempre nos hace falta. 
Sí, pido ropa siempre que llega la Navidad o su cumpleaños, porque oye, que la peque crecce a pasos agigantados y una ayudita en ese tema no va mal. Pero la gente es más reacia a regalar ropa y más en Navidad, que tienen que ser juguetes. ¿De verdad? Pero si tiene mil.

El otro día le dije a mi medio limón. Las únicas personas que van a regalarle ropa son las abuelas. Así que... como el resto trae juguetes, hay que ir despejando y mirar qué juguetes para que cuando pregunten le traigan algo que realmente veamos que está bien, no solo para su edad, si no a por como es ella. 
Tengo chequeados en mi cabeza varios juguetes que pululan por casa y no les hace ni caso. Al contrario, molestan. Tiene tantos que no sabe con qué jugar. Siempre termina con su bolsito al cuello, y paseando a su muñeco en el carrito, mientras los demás juguetes ahí están. Muertos, literalmente de risa. Así que este año estos juguetes a los que no hace caso se van a ir. 
Hay niños que estas fiestas no tendrán ni un mísero jersey con un reno, para pasar la Navidad, y mi hija  tiene mil cosas, ¿por qué no donar todo aquello que está bien y que a ella no le gusta?

En cuanto a qué juguetes le hemos pedido a Papá Noel. Es este: Una cocinita. Sí, ella le encanta estar con mamá en la cocina. Así que delante de esta, en la puerta, hay un sitio perfecto para colocar una cocinita y que Carlota eche a volar su imaginación. Creo que es una compra que vamos a amortizar. Así que en cuanto preguntaron lo dijimos. Papá Noel ya la tiene encargada. Así que el otro día, cuando otros preguntaron se me ocurrió, voy a pedir el arco iris de Grimm, mi marido dice que no, que todavía es pequeña y que será un trasto. Al principio pensé que estaba loco, pero viendo a mi hija este finde he pensado...Puede que sea mejor dejarlo para su tercer cumpleaños y se me encendió la bombilla. Papá Noel solo tiene la cocina y si pedimos los utensilios varios que se pueden necesitar???? Así que entre todos un regalo enoooorme y creo que productivo, porque le sacará mucho provecho y mucha imaginación.

Quiero empezar a enseñarle el valor de los regalos. Me gustaría poder enseñarle que no todos tiene la suerte de pasar la Navidad como nosotros. Me gustaría empezar a seguir la regla de los 4 regalos que leí hace tiempo en el blog de Marujismo

1. Algo que sirva para llevar
 
2. Algo para leer 
3. Algo que realmente deseen 
4. Algo que necesiten
Creo que hoy día regalamos en exceso, no solo a los niños, a veces a los adultos también. ¡Claro que me encanta recibir regalos! Pero... ¿realmente son necesarias tantas cosas? El otro día se lo decía a unos amigos, para mi un regalo hecho con el corazón, me gusta más que uno que simplemente vayas a una tienda y digas... dame lo más caro, porque crees que es lo mejor. Un regalo impersonal y sin corazón.

Para nosotros este año poco va a haber. Nos hemos hecho a la idea. No hay donde gastar, pues si no se puede, no se puede. Así que echemos imaginación. Yo estoy preparando un par de regalos para mi medio limón. De esos hechos con el corazón. Él supongo que algo preparará también y me dejará con la boca abierta. Hemos quedado que solo haremos regalos a los peques. Y hemos pedido que no se nos regale nada, porque nosotros no vamos a poder corresponder de la misma manera.

Este año para Navidad solo hay una cosa que me gustaría tener.... Que le dijeran a mi medio limón que se puede quedar en el trabajo donde está. Ese es mi único regalo. El que de verdad cuenta. Ese regalo que aunque no sea material ni físico, te llega al alma y te hace llorar de alegría. Ese regalo que te dan sin darse cuenta....

Mientras tanto... intentaremos enseñarle a la niña que es mejor poco y con corazón, que mucho y sin sentimientos.

4 comentarios:

  1. Yo he llegado a la conclusión de que es imposible controlar esta situación. Así que no me voy a calentar la cabeza más de lo necesario y que sea lo que dios quiera. Ya intentaré inculcarle valores el resto del año, en otras situaciones y en otros aspectos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está bien. Claro que hay que inculcarles valores durante todo el año. Yo, tampoco es que me caliente demasiado la cabeza. Pero a veces veo que tener tantas cosas es contraproducente. Es decir, se vuelve loca, no sabe con qué jugar. Todo se queda desparramado y al final termina con lo mismo. Así que si me preguntan, podré decir si quiero o no quiero algo.
      Gracias por pasar! :)
      MUAS!

      Eliminar
  2. Ojala que se cumplan tus deseos..La verdad es que vivmos en ua sociedad que nos empuja al consumo y tienes toda la razón...Qué necesitan si tienen de todo...Al fin y al cabo los mejores regalos no se pueden pagar con dinero..Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos la sociedad del consumo 100% y es lo que no quiero que aprenda la peque tan rápido. El pedir y el obtener sin problema, como que no me va. Mas que nada porque entonces aprenden que todo se les da hecho y no es así. Me gusta la Navidad y los regalos como a la que más, pero eso no significa que tengan que darme 100.000 cosas.
      Sí, me gustaría tener este deseo este año. No sé si lo obtendré, cruzo los dedos. No pasamos por buenas épocas y el tener trabajo tendrá una seguridad que necesitamos en este momento.
      MUAS!

      Eliminar