viernes, 4 de noviembre de 2016

MI HIJA DA BESOS SI QUIERE. NO NOSOTROS NO OBLIGAMOS

Desde siempre he sido de esas personas que piensan que a los peques no se les debe obligar a hacer ciertas cosas y otras, no se les obliga, pero se les debe enseñar que son necesarias.

Dentro de estas NO OBLIGACIONES, está la de dar besos

Hace unos años, cuando mi sobrino tenía la edad de mi peque, llegó ese momento en que los padres le decían: Dale un beso a Patri. En el momento en que nos encontrábamos. A lo mejor no nos habíamos visto en un mes y para un nene tan pequeño es un mundo un mes, no debía ni acordarse de su tía. Así que él se escondía detrás de su padre o madre y decía que no quería dar besos. 

Tienes que hacerlo... Si no, no te querrá.

A ver... eso no se le debe decir nunca, NUNCA, a un niño. ¿Cómo que no lo voy a querer por no darme un beso? Mi respuesta, cuando el niño no quería darme un beso y su madre o padre le "obligaban" a que lo hiciera era la misma: Dejarlo, ya me lo dará cuando él quiera. Os lo prometo, no había día que nos juntaramos que al irme, el peque no me diera un beso para despedirse y es que él se sentía a gusto conmigo y sentía que podía darme un beso. Algo tan íntimo y bonito que sale del corazón y no por una obligación.

Ahora le llega el turno a mi hija. Los niños cuando son pequeños no entienden de convencionalismos, no saben que saludamos con dos besos porque es lo que está marcado en nuestra sociedad (en otros países se dan la mano, se abrazan, se dan 3 o 4 besos, inclinaciones de cabeza, rozándose la punta de la nariz,...). Para ellos es una demostración de amor y caripño, por lo que no debemos obligar a los peques a hacerlo si no quieren. 

Estoy harta de oír a gente decir: Hay que niña tan antipática que no da besos. Pues no. No es antipática, es como es, siente lo que siente y si no te conoce de nada no te va a dar ni uno ni dos ni tres ni ninguno, te guste o no, sus padres, nosotros, no creemos en estas cosas.

ODIABA (sí, con palabras mayúsculas), cuando era pequeña y mis padres me obligaban a darle un beso a ese tío o primo que no me gustaba, que no conocía o simplemente al que no tenía ganas de acercarme. Dale un beso. Debes darle un beso. Frases así se repetían continuamente y al final tenía que hacerlo aunque no quisiera. 



Un niño es inocente, es todo sentimiento y por eso para ellos es importante mostrar ese cariño tan especial a los que él o ella quiera. Mi hija es un cúmulo de bondad y picardía. Su padre y yo (sobre todo yo) nos la comemos a besos cada día. Nuestro juego de darle besos, abrazos, caricias y pequeñas mordidas, que le encanta y pide más. Es un juego de amor que solo tiene con nosotros y ella lo entiende de esa manera. 

¿Yo le pido besos a mi hija? Sí. Lo hago. Cuando llego de trabajar y me dice Hola mamá, teta. Le digo. Hola hija, ¿me das un besito? Y ella siempre me lo da. A veces, al despertarnos por la mañana, el finde, que estamos juntos, papá o yo le decimos, nos das un beso de buenos días. A lo mejor lo hace, a lo mejor no. ¿La obligamos a que nos lo dé? NUNCA. Siempre le digo... ya me lo darás. Y así es.

El mejor beso y el mejor abrazo son los que se regalan, no los que se piden. Y es que es cuando de verdad se hace de corazón y es cuando la peque me desarma por completo. Sin más, viene me abraza fuerte y me estampa un beso. Sinceramente, esos siempre me emocionan, porque me pillan desprevenida, porque no los espero y porque noto ese amor desmesurado que tiene hacia su mamá y lo mismo ocurre con mi medio limón. Si la peque le da un beso sin más, siempre me mira y me dice, ¿has visto? Son los mejores. 




¿POR QUÉ NO SE DEBE OBLIGAR A DAR BESOS A UN NIÑO?


- Para mi lo más importante es no obligarla, por respeto. Respeto hacia su persona. Me pongo en su lugar, pienso en lo que me pasaba a mi cuando era pequeña y no quiero que a ella le pase lo mismo. Que tenga ese sentimiento de no querer y ver que la obligan, porque si no dirán que es antipática, nada cariñosa,... 

- Para evitar el abuso. Y es que muchos expertos coinciden en este tema. Un niño que es obligado a dar besos y abrazos es más vulnerable que un niño que no es obligado y dice en voz alta que no quiere.
 

- Porque en ellos no existen estos convencionalismos impuestos por la sociedad y los besos son eso: amor hacia la persona a la que se lo dan.
Si Carlota no quiere dar un beso a alguien no se lo da. Punto. Guste o no es lo que hay y no, no voy a obligarla, quien no lo entienda es su problema. Tengo claro que esto es así. 
Muchas veces, mi hija rehuye a la persona, no quiere dar ese beso que le piden. Porque no lo conoce, porque en ese momento no quiere hacerlo, porque simplemente no se siente a gusto, pero como he dicho antes es bastante pícara. Así que a más de uno les ha callado la boca mandándo ese beso. Sí, en el aire. Ella sin más coge su mano, la pone en los labios y manda el beso. Es lo máximo que vas a tener, si te gusta bien, si no también. Así que por favor, no le pongáis en esa tesitura. Pídele el beso, si dice que no, a otra cosa mariposa. Porque los niños son sinceros y sienten que no quieren hacerlo, RESPÉTALO.

4 comentarios:

  1. Madre mía, tengo esa discusión con mi madre cada vez que nos vemos. Nosotros somos de tu opinión, no obligamos dar besos ni abrazos, le pedimos alguna vez que los de, pero si no quiere no se insiste y punto, ya lo hará cuando esté preparado. es un niño muy mimoso y casi siempre los da cuando está a gusto y sin pedirlos. es como el tema de hablar por teléfono, hay veces que quiere y veces que no, y lo siento pero para mi son banalidades y no estoy dispuesta a obligarle. Demasiadas cosas en la vida tenemos que hacer por obligación para empezar tan pequeños y con cosas tan absurdas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es así como debe ser, cuando él se siente a gusto, lo hace, porque le sale del corazón. Como bien dices, demasiadas cosas en la vida tenemos que hacerlas por obligación, esta no me parece que tenga que ser una de ellas.
      MUAS!

      Eliminar
  2. Coincido totalmente con tu post. Yo también lo odiaba de pequeña!! Y como bien dices, es algo que tiene que salir del corazón!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no podemos obligarles a cosas como estas. Hay gente que no llega a entender la importancia de estos pequeños-grandes gestos. Si no querías que te lo hicieran a ti, ¿por qué ahora se lo haces a tu hijo?
      además, ellos tienen su propia identidad, su propia manera de ser.
      MUAS!

      Eliminar