jueves, 13 de octubre de 2016

I ENCUENTRO BLOGUERO EN ALBERGUES DE XANASCAT

Este fin de semana pasado fui una de las bloguera invitadas al primer encuentro bloguer que se hacía en uno de los albergues de la red Xanascat.
Desde aquí quiero agradecer que me invitaran a ser una de las "conejillos de indias" que asistió.

Voy a ser sincera. Nosotros no salimos mucho, ni vamos de viaje. No somos usuarios de albergues, ya que cuando tenemos algo ahorrado nos gusta ir de hotel y que nos sirvan todo (sí, somos los típicos señoritos de ciudad que nos gustan que nos mimen y nos sirvan).
Pero cuando me invitaron, pensé que sería estupenda idea, ya que así lo probábamos y veíamos si nos va este tipo de alojamiento.
Foto familiar en el Monestir de Poblet.
La peque cayó rendida por el camino

Ahora en casa estamos divididos.  Mi marido dice que aunque la experiencia no ha estado mal, él no quiere volver a ir de albergue, mientras que yo pienso que la opción no es tan mala.
Los dos sabíamos donde íbamos y no nos sorprendió lo que encontramos. Aunque hubieron cosas que nos gustaron y otras que nos decepcionaron un poco.

El encuentro empezaba el viernes por la noche. Pero como mi medio limón trabaja hasta tarde, avisamos que nosotros no llegaríamos hasta por la mañana a primera hora. Así que nos tocó madrugar un poquito. Pusimos el gps y a la ¡aventura!
Tenía muchas ganas de este encuentro. Primero porque era el primero al que asistía y segundo porque tenía ganas de poner cara a algunas bloguers a las que sigo desde hace tiempo y a otras que se han convertido en grandes amigas. 

DÍA 1

Edificio principal del albergue Jaume I
Cuando llegamos el director del albergue, Jaume I en Espluga de Francolí: Maurici nos estaba esperando en recepción. Amable y atento en todo momento, nos comentó que la habitación que querían asignarnos (ya que cada familia tenía la suya propia, para mi un punto a favor eso de no estar en "comuna hippie") la tenían que preparar después de que los inquilinos que habían alojados se fueran. Sinceramente, no nos importó lo más mínimo no tener la habitación en ese momento, sobre todo después de decirnos que era una de las mejores habitaciones y con baño propio (otro punto a favor para el albergue Jaume I y su director). 
Entrada del albergue y
 vistas panorámicas
Así que nos guardaron las bolsas en recepción, nos enseñaron el edificio principal y nos fuimos a la reunión que teníamos con el Director General de l'Agencia Catalana de Joventut, el cual nos estuvo explicando qué es Xanascat, cómo podemos beneficiarnos de "Vacances en família" (esto os lo explicaré otro día, porque me pareció muy interesante y se merece un post propio, además de que si no, me enrollo como una persiana y dejáis de leerme) y cuanto nos costaría ir a un albergue vs un hotel. La diferencia puede ser abismal, ya que si eres una familia de varios miembros notarás que tu bolsillo no se queda tan afectado pudiendo hacer turismo. Xanascat cuenta con 52 albergues en toda Catalunya: algunos (como el Jaume I) son propiedad de la Generalitat de Catalunya y otros son de otros propietarios o privados. Hay para los que son más urbanitas, para los que prefieren la montaña o los que les gusta la playa. 

Patio de la entrada principal
(deleite para los peques y sus juegos)




Vistas del Monestir de Poblet desde el albergue
la peque y yo jugando con los
conos de colores mientras papi
hacía tiro al arco






















Después de esta reunión, los chicos de Drac Actiu nos estaban esperando para empezar con la primera actividad. Para ello nos dividieron por grupos a las familias haciendo que las familias numerosas fueran solas (porque ya eran cinco miembros) y las familias monoparentales o con uno o dos peques nos fuéramos en parejas. La actividad consistía en una ruta por el bosque de Poblet, que iba desde el albergue hasta el Monestir de Poblet. Para poder decidir quién salía antes, se les ocurrió una idea super divertida, tanto para los mayores como para los peques: Tiro con arco. 
Mi medio limón intentando
acertar en la diana
Estuvimos un buen rato sumando puntos y los chicos de Drac Actiu tuvieron toda la paciencia del mundo enseñando como funcionaba eso de tirar una flecha como si fuéramos Robin Hood (yo me quedé sin tirar, porque una enana de dos años no se quería separar ni medio milímetro de mami, así que mi marido se benefició de eso y tiró cuatro veces). Después a empezar la actividad. Nuestro grupo... el último, pero como éramos rápidos, pronto alcanzamos a los grupos que iban por delante. La ruta nos iba marcada con un mapa de ruta. Cuando llegábamos al sitio marcado debíamos responder a la pregunta que se nos hacía y seguir a la siguiente hasta, como he dicho, llegar al Monasterio de Poblet, donde ya nos esperaban los monitores de Drac Actiu. Una vez llegados a ese punto, pensamos que habíamos acabado, pero nos tenían más sorpresas preparadas y los peques de la casa se lo pasaron en grande. 
Uno de los puntos donde debíamos
leer la pista para contestar la
pregunta durante el camino
Carlota con dos años disfrutó mas bien poco. De ida se lo pasó durmiendo encima de mami, gracias a la mochila. Llegados al Monestir me la llevé a nuestro aire porque quería perseguir a los más mayores y tenía miedo de que se hiciera daño por querer correr tanto. De vuelta sí se lo pasó bien, pues estuvo más de 10 minutos en los hombros de mami viendo el paisaje de vuelta (sí, volvimos todos caminando).



Llegó la hora de la comida. Nosotros no habíamos cenado la noche anterior, pero varias familias ya nos advirtieron que la comida era como en el colegio. Comida típica para los pequeños de la casa. Incluso muchas familias nos decían que para comer habrían macarrones. Y adivinar qué había para comer?? Sí!!! macarrones, me hizo mucha gracia. 
La comida... pues sinceramente nada del otro mundo. Había cosas que eran comestibles, aunque tampoco para tirar cohetes. Sí, lo sé. Estamos en un albergue, pero teniendo tan cerca cosas tan ricas y naturales de la tierra, no entendí que se nos dieran cierto tipo de comidas. Aún así comimos los macarrones (la peque no los quiso) y pescado con verduras (lo único que comió la peque).

Después de comer nos entregaron las llaves de la habitación y fuimos a dejar las cosas. La habitación... sinceramente, como me esperaba. Teníamos 6 literas. Una mesa con silla. Y 6 taquillas. Justo a la entrada estaba el baño. Pequeño, pero por suerte, solo para nosotros. Como la peque duerme con nosotros, acomodamos una de las literas inferiores para nosotras dos. Me recordó al viaje en tren con la minilitera y nosotras dos juntas. Solo había un enchufe en toda la habitación y creo que deberían poner más, porque hoy en día ¿quién no carga su móvil de noche o su tablet o portátil? Nosotros, al tener baño, teníamos dos enchufes, pero si hubiéramos sido una familia más grande, no podríamos haber conectado nuestros aparatos y pensando en lo "dependientes" que somos de ellos, es mejor poner unos cuantos enchufes más (con cable y enchufes externos, en un momento tienes unos cuantos y a la gente contenta).

Antes de salir a la excursión de la tarde, nos dijeron que teníamos merienda y es que en la recepción nos tenían preparado un pequeño tentempié para cada persona de la familia, que consistía en galletas y una minitableta de chocolate. Muchas gracias. Este detalle me gustó mucho. 
Entrada del museo de Vida Rural

La peque sentía deseos de
ponerse a arar la tierra
Por la tarde visita en el Museu de la Vida Rural, en Espluga de Francolí. Una visita amenizada por Roger, que nos acompañó en todo momento y que nos estuvo explicando el cambio y la evolución de esta vida rural en los últimos años. Como hemos pasado de arar a mano, con carro tirado por caballos (o vacas, en el caso del pueblo de mi madre) a llevar tractor y algunos no saber ni de dónde salen las verduras. Después vimos el huerto de verduras que tienen allí mismo y debo decir que el sitio y la visita me encantó. Me encantó para mi, me encantó para mi marido y los adultos. No tanto para los niños, ya que el museo es grande y largo y los peques podrían llegar a aburrirse, que es lo que le pasó a la mía que terminó quedándose dormida. Otra vez... bendita mochila porteadora. En cambio lo del huerto, sí que me pareció una idea estupenda para ellos. Además de regalarles su propia lechuga (escarola), plantada por ellos y que deben cuidar para que crezca. Pero de esta visita, ya os hablaré largo y tendido en otro post que quiero preparar próximamente.

Huerto en el Museo de Vida Rural
Después de esta visita no nos quedó nada más por hacer y volvimos al albergue donde descansamos un rato hasta la hora de la cena. Si la comida de mediodía era pasable, la de la noche... se llevó la peor parte. Por suerte, había sopa y la peque algo cenó. Pero el segundo era incomible. Sobre todo la tortilla de patatas: seca y dura. No pude con ella y después de dos pequeños intentos me di por vencida y ahí la dejé. Me comí unas croquetas que eran todo bechamel y llené algo el estómago. Cuando llegué a la habitación, a la hora de dormir me comí una pasta de las que llevaba en la bolsa y una mandarina que llevé para la peque, pero es que tenía hambre.

Después de cenar, los peques tenían todo el patio de abajo y el de arriba (donde los papis nos pusimos a charlar en las mesas, mientras una brisa de aire (ya frío) hacía que nos tapásemos un poco más de lo que estábamos acostumbrados) para poder jugar, correr, saltar y todo lo que se les ocurriese. La sala de juegos estaba cerrada, pero para los más mayores habían mesas de ping-pong en una de las terrazas.

Otra cosa con la que me quedé con un sabor agridulce es el tema de las sábanas y las toallas. Al ir a un albergue, en principio tienes que llevar tus sábanas y toallas (cuando iba al cole y me marchaba de colonias, siempre nos llevábamos el saco de dormir, así que nada de sábanas, jejejeje). Pero nos dijeron que no nos preocupásemos porque se nos facilitarían unas. Como toalla siempre llevo, por si acaso no me importó que no se nos diera. Es que ni cuenta me di hasta que mi marido me lo comentó. 
Cuando me iba a meter en la cama, fue cuando me di cuenta de la realidad. No teníamos sábana (sí bajera, pero no la de arriba). Podría haber ido a pedirlas. Al fin y al cabo me dijeron que se nos daría. Pero entre que ya estábamos en pijama, a punto de meternos en la cama, viendo los dibujos en la tablet un ratito antes de dormir, decidimos taparnos con la manta y pensar que solo era una noche.

DÍA 2

Al día siguiente, nos quedaba una visita a: Paratje Natural d'Interés Nacional de Poblet 
Tenía ganas de esta visita. Recorrer el bosque, hacer la ruta 4: Bolets Pintats. Pero no pudimos. Fuimos una de las familias que desertó. Cuando vi el tipo de ruta pensé en que no era la mejor para hacer con la peque. Se levantó algo quejicosa y no quería bajar de mis brazos. Al ser una ruta por montaña, me tocaría cargar con 12 kilos de puro amor en la mochila y estaba bastante cansada. Pero entre eso y que el tiempo no acompañaba (lloviznaba al salir del albergue) mi medio limón y yo decidimos que era mejor ponerse en ruta de vuelta a casa y llegar con tiempo para deshacer bártulos y comer tranquilamente, teniendo la tarde para nosotros y el descanso. Reconozco que me quedé con las ganas y me encantaría ir algún día para hacer la ruta. A lo mejor cuando la peque sea algo más mayor y quiera andar un poco más.

Sé que teníamos la comida en el albergue, pero pensar en hora y cuarenta de camino, después de comer, no nos apetecía. Además de que queríamos una comida casera y más abundante. 

Aún teniendo cosas, que podrían ser mejores (esto es un albergue y no se le pueden pedir peras al olmo. Además de que nos invitaron y no tuvimos que pagar absolutamente nada (ni estancia, ni visitas)), mi fin de semana no estuvo nada mal. Pude desvirtualizar algunas bloguers. Me lo pasé bien en las salidas y la gente del albergue y de Xanascat nos trataron genial en todo momento. Así que GRACIAS a la persona que pensó en nosotros para esta experiencia. Y como en líneas generales no estuvo tan mal, seguro que nos tendréis (a la peque y a mi) muy pronto en alguno de vuestros albergues.

12 comentarios:

  1. Qué bien PAtri!! A mi me encantó poder desvirtualizarte!! He revivido el finde con tu post!! Tenemos que repetir!! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mi también Montse!!! Gracias!! nos lo pasamos muy bien! Eso espero. Y que sea pronto! MUAS!

      Eliminar
  2. Yo me lo pase en grande, si que es verdad que cambiaría algunas cosas, pero al fin y al cabo, se disfruto mucho, se rió mucho y pudimos estar juntas, que mas podemos pedir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto!!! claro que hay cosas que mejorar (la tortilla estaba infumable), pero estar juntas, conocernos más y divertirnos, mientras las peques hacen migas, me encantó! :)

      Eliminar
  3. Un plan muy chulo aunque yo no soy nada de albergues jejeje. Y con niños ya, ni te cuento, que lo que quiere una es la máxima comodidad posible. Hubiera probado sin embargo y me parece genial la iniciativa de la red de albergues porque permite a las familias moverse, visitar sitios y estar en contacto con la naturaleza sin dejarse un pastizal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco soy muy de albergues. Como pongo al principio del post, nosotros somos de ahorrar un poquito y si podemos irnos de hotel. Pero me dieron esta oportunidad y como había oído hablar de ellos pensé que era una buena manera de conocerlos. Debo decir que menos la comida, que no terminó de gustarme, el resto de las instalaciones estaban bastante bien. No puedes pedir peras al olmo, es un sitio más austero, pero había wifi, que esos los jóvenes lo agradecen. Había una sala de juegos para los más peques. Algunas habitaciones con baños y sinceramente, cosas así se agradecen y gustan.
      Saludos

      Eliminar
  4. Pedazo resumen!!! Ya me gustaría poder ir a mi algún encuentro bloguero mas.
    Feliz día!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es el primero al que he ido y ha sido estupendo. Por conocer a más bloggers, por poder hablar con ellas y hacer toma de contacto.
      Feliz semana! :)

      Eliminar
  5. Te he comentado desde el móvil y ha saltado el comentario en otro post, sorry

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he visto!!! pero no pasa nada! Comentada en los dos! :)

      Eliminar