viernes, 23 de septiembre de 2016

COCINA: IOGOLINO LOS NUEVOS SABORES DE NESTLÉ

Hoy vengo a contaros algo sobre un paquete que me llegó el otro día a casa. ¡Que ilusión hace recibir paquetes sin saberlo! y es que gracias a ser supermami bloguera con Nestlé tiene estos pequeños detalles.

Dentro del paquete venía una variedad de yogures Iogolino para la peque de la casa, una gran variedad de sabores. Algunos de los de siempre y otros nuevos. Tanto de tarrina como bebibles y es que Nestlé está sacando unos productos sugerentes a la par que prácticos.
 


Sinceramente, cuando la peque era más pequeña se desayunaba cada día un yogurt griego natural. Era lo primero del día y es que ella no quería otra cosa. Luego ya cogía la fruta. Conforme fue creciendo empezó a comer más la fruta por la mañana y el yogurt lo dejaba de lado. Eso sí, si te veía comer uno, ella tenía que tener su cuchara preparada para probar y comer, así que por las tardes, después de una buena merienda, la peque siempre se come un yogurt. Un día decidí comprar unos de Nestlé porque los vi más pequeños y más manejables para ella, ya que los bebibles no le gustaban tanto (ella prefiere tener su cuchara). Además leí que no necesitaban frío, así que me animé para que los probara.

Le gustaron y ¡mucho!. Así que cuando recibí, hace un par de semanas, una caja entera de los nuevo Iogolinos "suaves y cremosos" con nuevos sabores me dije: ¡¡¡se va a poner las botas!!!!


Por ahora puedo deciros que gana por goleada el de plátano, su fruta favorita. Y es que a duras penas le pude hacer la foto a uno de los packs completos. Como en el mismo pack donde venían los de plátano, también estaban los de melocotón, un día se los di a probar y sin problema, se lo zampó en un pis-pas. Y es que a ella le encanta podérselos comer ella solita con su cuchara, sentada delante del sofá mientras ve sus dibujos favoritos. 


Mi madre se quedó con los de pera y parece ser que también le gustan, pues ya os digo que por las tardes, uno seguro que cae. 

La textura es más suave y cremosa. Para ellos es mejor porque les es más fácil cogerlo con la cuchara. No tiene ni conservantes ni colorantes. Están pensados para peques a partir de los 6 meses. Ricos en calcio y magnesio para un correcto desarrollo en los huesos. Y toda la nueva variedad de sabores, catado por la experta enana de la casa, nos deja claro que están muy ricos (el día antes de que escribir este post le di a probar los de fresa y frambuesa y debo decir que se comió tres en total. Dos por la tarde y uno por la noche después de cenar). 


2 comentarios:

  1. A mis hijos también les encantan! Me gusta que no necesiten frío, así pueden llevarlo en la mochila o cuando nos vamos a pasar el dia fuera! Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí!! yo siempre que salimos, le digo a mi marido que coja uno, la verdad es que es genial que no necesiten frío, porque los puedes llevar siempre en la mochila sin problemas.
      MUAS!

      Eliminar