lunes, 15 de febrero de 2016

COSAS QUE JURÉ NO HACER CUANDO FUERA MADRE

Buenos días de Lunes. Hay que afrontar el principio de semana con buena cara y por eso, tengo para vosotros un post que siempre he pensado en hacer: Aquello que juré no hacer cuando fuera madre y que he sucumbido sin remedio.

Pues sí. Cuando somos la hija de..., la sobrina de... o estamos embarazadas, nos prometemos que aquello que vemos en otras madres o en la nuestra propia, no lo haremos, pero cuando nace el bebé todo cambia. No sé vosotras, pero en el momento en que mi churumbelita llegó al mundo, todo cambió, desde mi percepción de madre novata (sintiendo que no sabía nada) a mi percepción total de la vida. Y es cuando te das cuenta de muchas cosas y empiezas a entender a aquellas madres, que en su día pensabas... ¡pero que tostón! ¿joer, en serio me tiene que contar esas cosas? Y es que no nos damos cuenta de cómo podemos reaccionar o ser hasta que nos encontramos con ese pequeño ser en los brazos.

Yo juré una y mil veces:

- No me mojaré el dedo con saliva y luego se lo pasaré por la mejilla a mi hij@:
Dicho y hecho. No dices que no lo harás. Pues sí, lo haces. No tienes a mano una toallita húmeda y sabes que eso que tiene sucio en la cara y no le deja ser el/la perfect@ hij@ con su cara perfecta, está pegado: ¿qué haces? Sin pensarlo, te mojas el dedo índice o el pulgar y plas!! a la cara de tu retoño.
Recuerdo que la primera vez que lo hice (sí, de esa luego han seguido otras), mi marido me miró con cara de asco y me dijo: ¿Pero qué haces? Y mi respuesta: No tengo toallitas y está pegado, tendré que quitarle eso. Pero él seguía mirándome con esa cara, hasta que caí en la cuenta. Me había mojado el dedo con mi saliva!!!! 

-No dormirá con nosotros, más de los tres o cuatro meses. Pero cuando yo empiece a trabajar dormirá en su cuarto.
Ja! Ja! Ja! Obvio, no??? Ya sabéis, porque lo he hablado en este blog y es que nosotros practicamos colecho. Cuando estaba embarazada tenía de ejemplo a toda mi familia y todos y cada uno de ellos, tienen a sus hijos durmiendo la habitación de al lado. Mis padres siempre dicen que yo al año me fui a mi habitación. Así que pensé, bueno tengo que hacer como los demás, porque si todo el mundo lo hace... pues yo también (cuántas veces habremos pensado eso????) Y es que en el momento que nació la peque, como he dicho antes, mi percepción sobre la maternidad cambió. Pero cómo iba a poder poner a ese ser pequeñito e indefenso solo en una habitación?? Y si dejaba de respirar???

-Esta última pregunta me lleva a otra cosa que juré: Juré no ser una madre "paranoica" con la respiración/color/... de mi hija"
Pero se puede evitar??? No lo sé. Yo no lo evito, ya simplemente me dejo llevar y es que intento que a la mínima que le sale un granito en su preciosa cara no ponerme de los nervios. Y lo llevo bien, pero si veo otro granito ya me pongo nerviosa y no paro de mirarla y es que somos madres y tenemos ese chip y mi marido no para de decirme, no la mires, que no es nada. Aixx, pero cuando lo es,... cuando lo es soy la primera en decirle: Ves, te lo dije.

-Frases de madre. Sí, ¿os acordáis de esas frases que os soltaba vuestra madre y os daba mucho por culete que las dijera? Y lo peor, que tuviera razón. Y es que no solo se las digo a mi hija, si no a mi marido también. La peque todavía es muy pequeña para oír ciertas frases hechas que las madres sin más, soltamos, pero mi marido no. Y la frase que más le he dicho es: Como vaya yo y lo encuentre ya verás....
Esa amenaza que mi madre siempre me soltaba y yo le decía: pero mamá que no está. Y ella siempre decía hasta el más mínimo detalle donde estaba: Sí, el peine está en el primer cajón del baño, al final del todo, debajo de la cajita negra de las pinturas. Pues no, oye, que no lo encontraba. Y venía ella, toda enfadada, metía la mano y ZASCA! ahí estaba lo que andabas buscando y que tu madre sabía que ahí estaba. Y es que lo mismo me pasa con mi marido y sé que me pasará con la peque cuando crezca y la frase, esa frase ahí estará, y es que cuando era joven me juré a mi misma que no lo haría, que no diría esas cosas, que ella era una sabiondilla y que yo lo había buscado a conciencia.
Como esa frase, también hay muchas otras, no??

-A mi hij@ no le pondré la tele/tablet/móvil/ordenador con dibujos.
Jajajajajajaja. De esta me río, porque es imposible no hacerlo en algún momento y es que hay veces en las que necesitas que esté entretenido unos minutos y el pequeño o pequeña, quiere estar contigo y le das un juguete y no lo quiere, le das otro y no lo quiere, empieza a ponerse nervios@ y no sabes que hacer: recurres al móvil o tablet, o a la misma tele, para que se quede en paz un ratito mientras tu: te cambias de ropa, haces la cena, pones la lavadora, el friegaplatos,... que necesites. A lo mejor son 5 minutos a los mejor son 15, pero en ese ratito tu hij@ está con la caja tonta embobad@ y tu has podido hacer lo que necesitabas.
Lo que no me gusta es ponerle el teléfono a la mínima que se pone nerviosa. Y es algo que sí he visto en mi madre. La abuela quiere que la peque esté tranquila y yo lo entiendo, pero ella recurre a darle el móvil a la mínima de cambio. Sin ir más lejos, el viernes que fue fiesta en Barcelona, quedamos para ir dando un paseo hasta el restaurante donde íbamos a comer con la familia. La peque tenía el día de mamitis y es que no podía ni cambiarme (no sirvió ni la tele) y en un momento dado que mi madre se la quería llevar en el carro, ella empezó a llorar, y rápidamente mi madre ya metía la mano en el bolso mientras decía, espera que te doy mi móvil. ¿WTF? Nooooo, una cosa es un momento puntual, peeeero hacerlo sí o sí, porque se pone a llorar no. Y es que creo que es un remedio fácil, pero del que no debemos abusar tampoco.

-Hablar del color de las cacas o vómitos de mi bebé como si fuera algo normal y no algo escatológico que mejor te guardas para tí misma.
Y es que parece que nos convertimos en madres y eso que antes nos repugnaba ahora nos interesa y queremos saber. Y te juntas con amigas, también madres, o no y te preguntan por tu bebé, y tu sacas a colación, sin más, pues es que hoy no ha hecho caca, pero es que lleva unos días en que el color es más amarillo, marrón, verde o el color que quieras. Y ves como la que es madre también habla de ello con normalidad, y seguís hablando sin daros cuenta de que ahí está. El tema de la caca, algo que siempre decía, como se puede hablar de ese tema en la mesa mientras se come. Pues sí, sin más lo haces. Y ves la cara de asco de la que no es mamá y seguramente, como hiciste tu en su día, se pregunta, por qué sus amigas hablan de las cacas de sus retoños.


Y por ahoran no he incumplido ninguna promesa más. Pero la peque solo tiene 19 meses, así que aún me queda mucho por recorrer y mucho más que saltarme en mis promesas pre-mamá 

¿Y vosotras? ¿También habéis incumplido alguna de vuestras promesas premadres? ¿Cuáles? Contadme! :)


21 comentarios:

  1. ajajajajajajajajaja.. la frase " nunca digas de este agua no beberás " le va que ni pintada a la maternidad...

    Yo soy muy de la frase " a que voy yo y lo encuentro "?, ajajajajajaja

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja. de verdad que sí. Mira que soy de esas personas que siempre dice: nunca digas nunca, porque no sabes lo que te espera a la vuelta de la esquina. Pero oye, que no aprendes y zasca!! jajajaja
      MUAS!

      Eliminar
  2. Ay Patricia!!! He caído en todas...Jajjaj!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja. Y quién no????? Quién esté libre de pecado que tire la primera piedra (frase que no pensé que diría, pero que ultimamente la suelto mucho :) )
      MUAS!

      Eliminar
  3. Yo de momento (el peque tiene 20 días) aún no he pecado en nada pero "Maridín" que era de los que siempre decía que el niño no dormiría con nosotros...zas, ya lo ha metido en cama unas cuantas veces que nos ha tocado noche de cólicos y la única manera de calmarle era ponerlo a dormir sobre mi pecho o el suyo.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja. Si es que como me dicen más arriba: nunca digas de este agua no beberé, porque terminas cayendo y es que muchas veces lo haces o lo dices sin darte cuenta y es el momento en el que piensas: joer, lo he hecho. jajajajaja
      MUAS!

      Eliminar
  4. Jajaja! El como vaya yo y lo encuentre es recurrente en mi casa, también. Y lo de quitarle el pegote de leche petrificada de la cara a mi niña... ¡ya lo he hecho! Pronto empiezo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejeje. Pronto empiezas, pero ya verás, si es que no nos damos cuenta y caemos y es el momento en el que pienso en mi madre y digo... aixxx, ahora la entiendo. Jejejejejeje, pero no se lo digo, que luego se lo cree :P
      MUAS!

      Eliminar
  5. Jajjaja he caído en todas las que dices...y más!!! Tampoco iba a dar pecho más de un año y llevo tres y medio.Pero al final, los cambios y los "zas" me han compensado ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejejeje. A mi me quedan muchas por caer.
      Si es que no podemos decir nada, que luego nos desdecimos y nos lo echan en cara :P
      MUAS!

      Eliminar
  6. Que bueno, Patri!! Hahaha!! Me he reído mucho!!! Supongo que todas caemos en lo mismo al final! Hehe!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que no lo podemos evitar!! :) :)
      Que bien que me escribas :) Me ha hecho mucha ilusión
      MUAS!

      Eliminar
  7. Siempre dije que no daria el pecho (tengo mucho complejo) y pensar en sacarlo en cualquier parte .... pues como que no quiero. Pero ahora ya digo que lo quiero intentar.... aunq sea combinar pevho con biberon. Asi que uando nazca ya veras.... la teta fuera en cualquier parte, ya me estoy viendo! Lo de dormir si que soy bastante estricta, ya te contare.... el resto se seguro que lo hare. Trabaje en guarderia y cada 15 min entraba a ver si todos respiraban en el dormitorio. Durante años hice un camguro de dos hermanos que si, me quede sin toallitas y hice de madre.... chupe el dedo y fuera el manchurron de la cara jajaajajajaja no tenemos remedio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja. Pues te veo con la teta fuera. Si te digo la verdad yo cuando estaba embarazada pensaba en el apuro que me daba que alguien me viera el pecho, no había hecho ni top-less en la playa. Así que imagínate. Pero fue nacer la peque y sinceramente, me dio igual todo, solo quería darle de comer y que estuviera tranquila y feliz.
      Lo de dormir.... bueno, ya me contarás, yo sabía que no iba a ser tan estricta, pero no pensé que hiciéramos colecho, sinceramente, jejejeje. Todo es ponerse :)
      Si es que no hace falta ser madre, para caer en ciertas "cosillas" :)
      Saludos

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Hola!

    no acostumbro a comentar pero este post me ha hecho mucha gracia!!! Jajajaja!!! No tengo hijos pero estoy segura que caería en la mayoría de las trampas de las súper mamás!!!

    Lo que sí que no veo claro es el colecho, y estoy segura de que no lo practicaría. Creo que se rompe la intimidad de la pareja y me parece que eso no es positivo para los progenitores ni para el bebé. Mis amigas que lo practican dicen que la situación es diferente y que ahora son tres, pero yo no veo claro el relegar el espacio del esposo y renunciar a esos momentos de privacidad y relación de pareja.

    Solo quería daros mi opinión porque es algo que muchas madres defienden a capa y espada y a mi no me entra en la cabeza. Seré un bicho raro???

    Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maribel!
      Pues muchas gracias por comentar! :) :) :)
      En cuanto al colecho, te puedo decir varias cosas, tanto buenas como malas.
      Empecemos por lo malo y es que si no tienes una buena cama y además grande, no descansarás correctamente, pero eso pasa con o sin niños :) :)
      Las cosas buenas es que la madre puede descansar y el bebé también. Ya que... el bebé si se despierta tiene a las figuras paternas a su lado, se siente cómodo y seguro, no termina llorando ni gritando, la mayoría de veces se amorra a la teti y listo. Por ejemplo en mi caso, si Carlota durmiera separada, me despertaría en sus microdespertares y tendría que levantarme para ir a dormirla, con su teti o simplemente en brazos. Porque pregúntate esto: Si tu eres mayor y duermes acompañada, ¿por qué ellos tienen que dormir solos? El invento de dormir separados apareció hace poco tiempo, antiguamente dormían todos juntos en la misma habitación. A lo mejor no en la misma cama, pues hay diferentes tipos de colecho. No tienes porque ponerlo en ella, también puedes adosar una cuna o una minicama y ponerle a tu lado, y estar enmedio entre el marido y el bebé. Y es que ya te digo, si se quiere y si se necesita se puede. Yo no sé qué habría hecho sin el colecho, en nuestro caso es mano de santo.
      en cuanto a relegar el espacio del marido... bueno, yo relego más bien el mío, porque mi marido duerme en su lado a pierna suelta y la peque ni le toca.
      Lo de los momentos de privacidad y relación... hay más sitios en el mundo que la cama. A mi me encanta nuestro momento sofá, mientras nos abrazamos y nos damos mimos y es que si tienes imaginación, puedes encontrar mil sitios donde tener esos momentos de amor :) :)

      Pero también te digo, que el colecho es muy personal, igual que dar el pecho. No todos quieren, no todos lo ven bien. Y es que lo que se debe ver es que tanto los padres como el bebé estén bien y a gusto. Porque a disgusto no se puede vivir. Y por cierto, no, no eres un bicho raro, hay mucha gente que piensa igual que tu y no pasa nada. Tengo familiares (creo que soy la única que practica colecho y da el pecho después de los 6 meses, con lo cual soy el bicho raro) que a los 3 o 4 meses han pasado a sus bebés a su habitación y los pequeños son seres felices y los padres también y es que como te digo, cada cual en su casa sabe lo que quiere y lo que necesita, lo que no tenemos que hacer es juzgarnos y tacharnos de una cosa u otra. La vida es muy corta para fijarse en los demás y no en uno mismo :)

      MUAS!

      Eliminar
    2. No sé no sé... no me convence... jajajajaja!!! Tengo unos amigos cuyo hijo tiene 6 años y aún duermen los tres. Los veo con el crío de 40 años espatarrado en medio de los dos durmiendo a pierna suelta... Creo que es una costumbre que muchas veces cuesta abandonar y que puede generar problemas.

      Bueno, como tú dices, cada cual que haga lo que quiera mientras le funcione y todos estén lo más contentos que sea posible.

      Muakis!

      Eliminar
    3. jajajajaja. Mira, justo hoy he leído a una blogger que se despedía del colecho con su hijo. Con 7 años. Y es que lo hizo cuando se sintió preparado.
      Yo creo que si no hiciéramos colecho, ella se vendría siempre a nuestra cama. Yo lo hacía de pequeña con mis padres y lo he visto en muchos niños, que sus padres me dicen: hemos amanecido y estaba en nuestra cama. Jajajaja.

      Pues sí, yo creo que se tiene que buscar el equilibrio.
      MUAS

      Eliminar
  10. Por supuesto que he incumplido todas las promesas habidas y por haber. Cambia tanto la percepción antes vs después de ser madre!!! Si no parecemos la misma persona! jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, y quién no?????
      Pues sí, cambia mucho y es que no te das cuenta hasta que de pronto los tienes en brazos.
      MUAS!

      Eliminar