viernes, 22 de enero de 2016

PRIMERA SEMANA EN LA GUARDERIA. PERIODO DE ADAPTACIÓN

¡Gente! Por fin es VIERNES!! y es que esta semana ha sido muy importante en la familia porque la pequeñaja ha empezado a ir a la guardería.

La verdad es que no estaba en nuestros planes llevarla antes de los dos años. Primero porque el papi al estar en el paro se podía hacer cargo de ella y segundo porque cuando encontró trabajo, pensamos que sería bueno esperar un poco más y que los abuelos nos ayudaran a cuidarla en esas horas en que nuestros horarios laborales se solapan.
Pero siendo realistas, los abuelos están encantados de tener a su nieta todos los días, pero mi madre debe atender su negocio. Nadie más que ellos pueden hacerlo y la peque poco a poco es más grande, se mueve más, es más curiosa y tiene ciertos tipos de necesidades que aunque la abuela quiera, no puede darle porque si no debe desatender el negocio. Así que después de hablarlo y meditarlo, tomamos la decisión de que después de navidad, si encontrábamos una guardería que nos gustara, iría unas horas, para así liberar un poco la carga a mi madre. 
Como todos sabéis, encontramos la guardería a la que acudiría la peque justo después de las fiestas. Post aquí. Pero por problemas ajenos a nuestro control, la peque se puso mala la semana pasada, con bronquitis (post aquí) y no pudo asistir cuando le tocaba. Menos mal que los abuelos se quedaron con ella durante esos días, porque la pobreta lo pasó un poquito mal.

Pero esta semana, después de superar todo esto, la enana ya estaba preparada para su gran día. Y es que me da pena tener que perderme algunos momentos. Y aunque sé que el cambio de estar todo el día rodeada de familia a estar con extraños es duro tanto para ella como para quien la acompaña, querría haber estado con ella para que viera que no pasaba nada, que tanto mami, como papi como los abuelos siempre vuelven a buscarla.

El primer día fue algo nefasto y no solo por parte de la peque. Por lo visto la abuela lo pasó realmente mal al dejarla allí llorando y se fue todo el camino hasta el trabajo llorando. Aixx, lo siento mami, pero todos sabemos que los periodos de adaptación son duros (y sí, lo sé. Te ha tocado la peor parte, pero si el papi o yo estuviéramos siempre en casa ella no iría todavía a la guardería).
Cuando fueron a buscarla, la peque seguía en brazos de la profesora. Por lo visto no quiso que la dejara en el suelo en ningún momento y por ser el primer día se lo permitieron. 

El segundo día, tal y como mi madre empezó a quitarle la chaqueta y el gorro empezó a llorar. Ella ya sabía que es lo que iba a pasar y también sabe que mi madre siente una debilidad tremenda por ella y como se pasan las tardes juntas intentaba que ella la cogiera para irse de allí. Pero tuvo que quedarse las tres horas que le tocan (sí, solo hace tres horas por la tarde. Lo necesario para quitar algo de carga a mi madre, pero también para que se pueda quedar un rato con ella, que sé que la abuela está muy orgullosa cuidándola).
Por lo visto la tarde fue más tranquila. La pudieron dejar en el suelo y pudo estar con los otros niños, pero sin agobios. Por lo visto ha estado toda la semana muy mimosa con todas las profesoras.

El tercer día tuvo un aliciente. Papi ha tenido unos días de fiesta improvisados, así que fue a llevarla tanto el miércoles como el jueves. 
El miércoles también estuvo llorando al entrar. Pero le contaron a papi que poco a poco se está acostumbrando a los demás niños. Eso sí, por lo visto la profesora no podía irse a ningún lado sin ella. Creo que la ve como un referente, por se la persona adulta y se siente más segura sabiendo que está cerca, por eso cada vez que se alejaba, la pequeñaja lloraba un poco o se quejaba. Pero parece ser algo normal en estos primeros días.

El jueves ni lloró al entrar. Tampoco es que fuera contenta, pero parece que poco a poco va conociendo a las profesoras y eso le hace sentirse más segura.
Por la tarde cuando fue a recogerla, estaba sentada, con los demás niños en un círculo, jugando y riendo. Cuando vio a su padre, se puso de rodillas y con las manos en alto recorrió los 100 metros que los separaban. Incluso llegando a ganar al niño que iba caminando hacia sus abuelos. Jejeje. Esto son palabras textuales de mi marido.

Y parece ser que la semana la ha ido llevando bien. Por supuesto son los primeros días y aún nos queda mucho camino por recorrer, pero creo que Carlota está preparada para este cambio.
Hoy no va a ir. Tenemos que ir a ver a la pediatra para su visita de los 18-19 meses y además para que miren que todo lo de la bronquitis ha desaparecido y dejarnos más tranquilos.

El lunes volverá a su día a día con su nuevo horario y sus nuevos amigos. Supongo que volverá a llorar y se sentirá extraña, pero poco a poco todo esto será pan comido para ella y para todos nosotros.

6 comentarios:

  1. Cada niño reacciona diferente al "momento guardería". Sólo hay que tener paciencia. Están en buenas manos y van a aprender y a divertirse. ya verás que feliz estará con sus nuevos amigos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      La verdad es que estaba segura de que este periodo iba a ser así. Y no me ha pillado por sorpresa las reacciones de la niña. Más me ha pillado mi madre. La paciencia es una virtud y a veces brilla por su ausencia, por suerte, dicen que tengo mucha y más desde que nació la peque y pienso que tenemos que tener paciencia y muuuucha calma tanto nosotros como en la guardería
      Gracias por comentar! :)

      Eliminar
  2. POquito a poco corazón... No es fácil y cada niño es un mundo.
    El mayor, como estaba acostumnbrado a estar con peques en la casa cuna, no tuvo nunca ningún problema, sin embargo la peque...
    En la guarde tardó un mes largo y en el cole, dos trimestres...

    Y este año ya temíamos y tan feliz...

    Muchos besotes a tu mami, pobreta mía lo mla que lo debió pasar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé. Y es que estoy muy orgullosa de como ha ido esta semana con ella. Podría haber sido mucho peor y es que toda adaptación es difícil.
      La pobre lo pasó realmente mal, si es que las abuelas... aixxxx, como quieren a sus nietos! :)
      MUAS!

      Eliminar
  3. Me encanta el tono positivo que das al post. A pesar de las dificultades iniciales sabes que Carlota va a estar genial en esas tres horitas de guardería. Las profesoras parecen muy comprensivas con la situación y seguro que se ganan el cariño de la peque enseguida.
    Nosotros tampoco tenemos intención de llevar a nuestro nene a la guarde pronto pero estoy viendo que en nuestro entorno apenas hay niños de su edad y que cuando tenga cierta autonomía quizá sea bueno que acuda a una escuela infantil.
    ¿Qué tal en el pediatra?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Estrella :)
      Sé que ella va a estar bien. Es una niña fuerte y que pronto se adapta a los cambios. Las profes están siendo geniales con ella, porque saben cómo son las cosas. Y solo son tres horillas :)
      No creo que sea necesario y bueno llevarlo antes del año y medio, dos años. Lo dicen muchos pediatras, más que nada por su sistema inmune. Pero a partir de entonces, yo creo que unas horas, tampoco está mal, siempre y cuando el niño se sienta preparado, porque también hay que ver la predisposición del pequeño. Yo sabía que Carlota se lo iba a tomar bien, aún siendo un gran cambio y teniendo su periodo de adaptación, la había visto con otros niños y pensé que era un buen momento para sociabilizar, ya que mami y papi tienen que trabajar. También te digo que la elección del sitio donde llevar al pequeño es muy importante, porque los padres deben sentirse 100% seguros
      La pediatra genial!! Hoy escribo sobre ello, pásate :)

      Eliminar