miércoles, 30 de diciembre de 2015

LE DECIMOS ADIÓS AL 2015... Y HOLA AL 2016

Pues sí, ya no nos quedan nada. Un día, unas horas y estamos plantados en el nuevo año.

Este 2015 no ha corrido. Ha volado. Sin darme cuenta llegaba el verano y después de él la Navidad. De verdad, todo el tiempo que hay entre medio ni cuenta me he dado de que pasaba. 

Este año 2015 no ha sido un camino de rosas, pero aunque lo empezamos de una manera no muy buena, lo terminamos mucho mejor. Así que no voy a hacer promesas ni propósitos de año nuevo. Me niego, porque después se quedan en el tintero. Lo único que voy a hacer es pedirle al 2016 que sea como estos últimos tres meses del 2015 y con eso mi marido, la enana y yo nos conformamos y somos las personas más felices de la tierra.

Porque hoy día te pegas con un canto en los dientes si tienes trabajo y aunque empezamos el año con mi marido en paro y yo con un trabajo solo a media jornada, lo terminamos con que él tiene trabajo y a mi me han puesto a jornada completa. Algo que los dos necesitábamos, algo que los dos ansiábamos y sobre todo algo que los dos queríamos tener para darle un techo y comida a nuestra hija. 

Sé que hay gente que ha estado y está peor que nosotros, pero a esa gente le digo que por favor no decaigan, que no desfallezcan, que la fuerza, la constancia, el positivismo y el rodearse de gente que te quiere y te apoya 100% son la clave del éxito.

Este año lo empezaremos con un pequeño cambio en la rutina familiar, pues como ya sabéis la gente que me lee día a día, la peque empezará su etapa escolar yendo tres horitas, por la tarde, a la guardería. Estoy tan segura de que todo irá bien y tan contenta de nuestra decisión, que sé que no nos equivocamos al tomarla.

Dicen que Dios aprieta, pero no ahoga. A mediados de año pensé que todo eso era una patraña y que si Dios existe, realmente es un CAB** con todas las letras que se mofa del ser humano y nos tiene en la cuerda floja en todo momento. Así que desde aquí le pido: Si existes, por favor, déjame en paz este año, tranquila con mis cosas, disfrutando de este tiempo de paz y así disfrutar de estas pequeñas cosas que ahora tenemos.

Este año he vivido momentos algo duros en el terreno tanto personal, como profesional. Mi marido en paro durante una larga temporada hizo que se sintiera mal y yo no sabía qué hacer para ayudarlo, solo estar a su lado y esperar que llegara el momento. Pensamos que en verano llegó el momento y encontró un trabajo, pero 15 días después, sin ton ni son le dieron la patada a él y a los 9 que entraron con él, porque solo hacían una sustitución. En fin... que eso se dice. Después tuve la noticia de que una grandísima amiga estaba pasando un momento duro, tenía que luchar contra una enfermedad. Y es que nunca piensas que alguien cercano a ti le pueda pasar algo así, pero pasó. 
Otro momento personal malo, fue cuando en verano tuve que despedirme de dos pequeños miembros peludos de esta familia. Neko, Totoro y la niña empezaron a no ser compatibles y se me rompió el alma el día que tuve que decidir qué hacer. Solo os puedo decir que aunque sé que están en las mejores manos, no hay día que no les eche de menos a ninguno de los dos y que aún hoy, aún hoy, sigo sin superar su pérdida, porque mis mininos siguen, y siempre estarán, presentes en mi corazón.
En el terreno profesional me topé con un cambio deseado y me caí de cabeza al intentar entrar por la puerta grande. Nadie nace sabiendo y me dejaron un día, dos horas con una persona que no me enseñó nada y al día siguiente me di cuenta de que aquello no era como me lo pintaban y me arrepentí, lo pasé mal, FATAL. Incluso puedo decir que me lo hicieron pasar mal. En concreto una persona que no sé si es su estado natural o las circunstancias le superaron, pero pagó toda su frustración conmigo, algo que hizo que me planteara seriamente declinar la oportunidad y volver con el rabo entre las piernas a mi antiguo puesto. Pero la constancia y el apoyo de los que más me quieren, hizo que siguiera adelante, que me esforzara por aprender, que no tuviera miedo de preguntar y sobre todo que les demostrase a todos que realmente yo valía para estar ahí.

Estos últimos días del año he echado la vista atrás y he decidido que todos estos recuerdos malos se tienen que borrar de mi mente. Primero porque los momentos buenos los superan y segundo, porque si viviera con ellos sería una persona amargada y me gusta demasiado sonreír como para que esto no me deje hacerlo.

Así que quedándome con lo bueno...

  • El día menos pensado mi marido recibió la llamada. Una oportunidad laboral llamaba a la puerta. Y con el gran hombre que es, cogió el toro por los cuernos y afrontó con gran energía todo lo que estaba a punto de acontecer. Tanto es así, que hoy día aunque llega muerto y roto del trabajo, llega con una sonrisa de oreja a oreja y me dice siempre lo que le gusta su trabajo.
  • Esa gran amiga de la que os he hablado. Ha superado la enfermedad. Ella, una chica que no se cree fuerte, que no se cree valiente, le ha plantado cara al destino y ha dicho, aquí me quedo y por mis ovarios que supero esto y lo que me eches. Claro que tiene que seguir con pruebas, claro que su cuerpo tiene que recuperarse, pero todo eso queda en un segund plano cuando te das cuenta de que todo lo malo está atrás y que has despertado de la pesadilla en la que estabas, una pesadilla que empezó poco a poco y sin motivo aparente.
  • El trabajo???? Hoy día me tienen mucho cariño. La persona que me hizo la vida imposible... Pues por lo visto se ha calmado y sobre todo lo ha hecho por dos razones. La primera es que me necesita, y lo sabe. La segunda, que después de mis vacaciones ansiaban que volviera gracias a la persona que me sustituyó. Estés donde estés: GRACIAS. He luchado contra viento y marea porque me quería quedar aquí. Y como un día les dije a unos compañeros, si vosotros no me echáis vais a tener Patri para mucho tiempo y ellos, encantados de la vida :)
Otras cosas buenas con las que me quedo y que son muy importantes:

  1. Los cambios del día a día que hace la peque de la casa. No nos damos cuenta, porque nosotros la vemos cada día, pero a principios de año solo tenía 6 meses. No se movía como ahora. No se expresaba como ahora. No se ponía de pie, como ahora. No tenía ese cuerpecito de niña que tiene ahora. Ni el pelo castaño claro, como ahora. Ni los rizos. Ni tampoco esos dientes de loca que hace que muerda todo.
  2. El blog. Un blog que le queda solo unos días para cumplir su primer añito por estos lares. El blog es mi vía de escape, mi pequeño rincón. El sitio donde me desahogo y donde he encontrado gente estupenda y maravillosa que no cambio por nadie. Por ahora, solo me ha dado alegrias y espero que siga así. Es un blog pequeño, modesto, con pocos seguidores y que solo lo hago por hobby sin pretensiones ni alusiones. En el que puedo estar conectada en este mundo 2.0 de mamis para que pueda ayudar y me ayuden en el día a día. Gracias a todas por estar ahí y responder cuando os he necesitado. Sobre todo ese grupito de Marujis que tanto adoro y que espero que pronto nos volvamos a ver las caras.
  3. Mi familia. Tanto la que he creado, mi marido y mi hija, como la que ya tenía, mis padres. Gracias por la ayuda que nos habeis dado este año tan duro para todos. Sé que vosotros no nadais en dinero, pero como siempre habéis estado en el momento justo para ayudarnos, para tender vuestra mano y servirnos de apoyo. GRACIAS!
  4. Amigos en general y algunos en particular. A los amigos que están ahí cuando no tienen porqué. A esos, gracias. A esas amigas que aunque no veas cada día, siempre piensas en ellas. A esos amigos de los que no esperas nunca nada, y que te sorprenden con grandes gestos de generosidad y amor. A los amigos que ya no están. Sí, a esos  también os doy las gracias por desaparecer de mi vida, porque creo que hay momentos en la vida que limpiar las amistades y quitar las que no son buenas para uno mismo es lo mejor que se puede hacer, pues te absorven el alma, la energía y para qué?? Para sentirse mejor ellos mismos a tu costa??? No. Gracias por marcharos y dejarme libre. Gracias por desaparecer y no volver a decepcionar. Gracias a hacer lo que hicisteis porque eso me hizo más fuerte. Gracias por no volver.
  5. Mi nueva imagen. El perder todos esos kilos no ha sido un camino de rosas, pero tampoco me puedo quejar, lo he logrado. No he llegado a mi objetivo, de peso, pero sí a mi objetivo general que era mejorar la salud. Ahora viene el momento duro, el difícil y al que tengo que estar segura de superar y es el de mantenerme. Lograr estar así. Lograr no recaer. Lograr mis metas finales y demostrarme a mi misma que yo puedo con eso y mucho más.

Así que le digo Hola al 2016 con una amplia sonrisa, con un momento feliz y cruzando los dedos para que todo siga como está. Y si pido algún cambio o sueño es: Poder terminar la novela, seguir con la repostería que tanto me gusta y volver a leer en mis momentos de paz y tranquilidad o cuando la niña me deje :)

Y vosotras mamis. Con qué os quedáis de este 2015? Que le pedís al 2016?

11 comentarios:

  1. ¡Eh! Que yo formo parte de ese grupo de Marujis :D Aunque el año 2015 empezó regular, ha acabado muy bien ¿verdad? Pues imagina como acabará el año 2016 que ya empieza la mar de bien. ¡Un abrazote fuerte fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sííí!!! y es que no sé qué haría sin vosotras. Ahora que os tengo y os conozco me siento más segura, más arropada y con una pequeña tribu donde siempre poder ser yo misma :)
      Eso espero si empieza tan bien el 2016 tiene que acabar espectacular! :)
      BESOTES!

      Eliminar
  2. Felicidades.... Con obstáculos pero han sabido afrontar y salir adelante... Mis mejores deseos para este 2016... Saludos @MadreNovata

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente!!!! Nos hemos apoyado los unos en los otros y siempre hemos podido contar con alguien que nos hiciera sentir que podíamos con todo, eso y ser positiva es lo que ha ayudado a que todo fuera fluyendo. Hemos pasado momentos duros y momentos de desesperanza, pero los hemos superado y este año ha ido mejorando por momentos.
      Muchas gracias! Y espero que 2016 venga lleno de alegrias para todos.
      Besos!

      Eliminar
  3. La verdad es que estamos pasando malos momentos que si no tenemos ese apoyo que tu dices te hundes en el abismo, yo en mi caso he esrado en paro casi desde que tetminé la carrera con trabajos esporàdicos y eso genera muy mal estar, menos mal que mis rubietes me alegran mucho y mi marido ha sido un gran apoyo y que se merece mucho por su esfuerzo.
    Me alegro que estes tres ultimos meses hayan sido buenos y que estes feliz.
    Un beso y que tengas un feliz 2016

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que este año todo nos vaya mucho mejor. Dicen que es hora de que toda esta MIER.. se recupere. Pero creo que está en nuestra mano. Sin el apoyo de los que más queremos no podríamos llegar tan lejos como creemos, por eso es bueno siempre rodearse de buena gente alrededor.
      Mis últimos tres meses han sido buenos, poco a poco mi marido vuelve a ser el que era. Ya sonríe, hace bromas, duerme del tirón casi toda la noche y así mil cosas más que hacen que mi día a día aún siendo duro y no parar ni un momento, sea de lo mejor que ha habido este año.
      Feliz año 2016. BESOTES!

      Eliminar
  4. Olé!Pedazo de post! Me alegra mucho que la situación os haya cambiado para bien.Ya verás como os sigue llendo todo fenomenal.Eso le digo yo a mi marido, ya es hora leche!ya toca disfrutar de lo luchado!
    Ay!como me identifico contigo en el tema de los amigos que por suerte ya no están! Al fin libres de gentes que te chupan la energia y solo se sienten mejor si ellos son lo más, como muy bien explicas. Te deseo un feliz 2016 y encantada de haberte conocido virtualmente!un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! :) :)
      Pues sí. Espero que este año que entra, sea el año de disfrutar, que nosotros también nos lo merecemos, porque si no podemos ahora, no sé cuándo será.
      A veces, ciertas amistades, son un lastre. Sobre todo para nuestra salud, tanto física como mental.
      Este año con ciertas cosas que han pasado he podido comprobar quienes son los verdaderos amigos, quienes están por le interés y quienes creía que eran amigos y solo son conocidos con los que ir a tomar un café. Así que sí, me alegro de haberlos podido borrar y poder hacer que mis días sean más bonitos y sean más tranquilos.
      Sinceramente me alegro mil que tu también puedas disfrutar de ello y ser libre! :) :) :)
      Feliz año 2016 e igualmente, me alegro de haberte conocido por este mundo 2.0
      Besotes!

      Eliminar
  5. Qué se cumplan todos tus deseos para el 2016 !!! La vida trae de todo altos y bajos y me alegra mucho que poco a poco todo se vaya encauzando. Feliz Año Nuevo y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Montse!!!!
      Solo tengo un deseo de corazón. Seguir como estoy ahora, con trabajo los dos, sanos los tres y que mi familia siga estando unida.
      Besotes y feliz año!!!
      Espero que tu 2016 esté lleno de magia y color :)

      Eliminar
  6. Ay,qué el 2016 sea tan bueno o mejor como tu último trimestre de 2015! Una de tus marujis. Feliz año!!!

    ResponderEliminar