viernes, 30 de octubre de 2015

YA TIENE 16 MESES (CAMBIOS HASTA AHORA)

Pues sí! la peque cumple hoy 16 meses. 
Sigo pensando que el tiempo va demasiado rápido y que si te paras un momento te puedes perder cosas maravillosas.

En estos meses la peque ha crecido a pasos agigantados y es una bebé preciosa y dicharachera que le encanta llamar la atención.

Con 16 meses todavía no camina. Se pone de pie, bajándose del sofá. Lo ha intentado desde el suelo, pero se cae hacia delante y no le gusta. Se queda de pie un par de minutos, después se deja caer de culo, para caer encima de su mullido pañal y a partir de ahí gatea. (Yo creo que el día que camine, lo hará corriendo, porque se sentirá preparada y nada presionada).

Ah! que no os lo he dicho... Sí! Gatea. Gatea que se las pela. Empezó a los 12 meses. Un día, sin más, queriendo perseguir a Neko se tiró a gatear. Dio unos cuantos pasitos gateando, poco a poco y su padre me envió el vídeo y yo emocionadísima viéndola evolucionar. (Aquí debajo tenéis el vídeo)

Ahora eso quedó atrás. Hay que tener mil ojos puestos, pues la enana va tan rápida que cuando te quieres dar cuenta, la dejas en el suelo y ya está en otra habitación haciendo de las suyas. Por suerte no es muy aventurera, y suele quedarse en la misma habitación de mami o papi. Aunque es verdad que cuando estoy en la cocina aprovecha, a veces, a ir al baño a coger algunos de sus "juguetes" que le tengo preparados allí, por si acaso va, o si no le apetece ir hasta allí, a medio camino está la estantería donde mami tiene sus libros y los libros de ella. Le dejo los suyos al alcance, pero quiera yo o no, algunos míos también los tiene cerca de la mano y al final me encuentro el salón lleno de libros. El otro día me la encontré con uno de mis libros abierto y ella lo miraba y pasaba las páginas. Mi mente voló al futuro y ya la veo compartiendo afición con mami, las dos leyendo un buen libro, con un buen chocolate caliente en la mesa. Aixxx, así tendría a alguien más con quien hablar de libros, porque hoy día no tengo a nadie.

Le encanta enseñar su sonrisa y sus
dientes. ¿Se nota
?
Otra cosa que hace desde hace tiempo es hablar. Balbucear. Y crear su propio idioma. Dice algunas palabras sueltas. La que más le gusta es: Hola. Y creo que ya sé porqué le gusta tanto, y es porque cuando dice hola, la gente la mira (ya es el centro de atención), le sonríe (¿A quién no le gusta que le sonrían?) y le responden (así ella siente que interactua). Eso sí, decir hola no significa: ven a tocarme y eso lo deja claro. Porque puedes decirle hola, mover la mano, sonreír, ... pero si te acercas y la vas a tocar y no te conoce, se aparta y se esconde donde pueda (parece tener un lado vergonzoso, como su mami).

Balbucea y hace sonidos graciosos. Mis padres ya le han enseñado algunos ruidos (sobre todo mi madre) como el del cerdito, el del caballo, el de la vaca, el del perro,... Y está muy graciosa. Yo siempre le digo que aparte del sonido, que le enseñe la palabra. Por ejemplo, si ve un perro en la calle que no le diga solo, mira al gua-gua. Como haría ella. Si no que le diga, mira qué perrito tan mono, o mira un perro. Para que ella sepa decir perro y no solo gua-gua. 

Se inventa su propio idioma. A veces está jugando sola con sus juguetes. Coge una de sus muñecas peluche, la abraza, la mira y empieza a hablar. ¿Qué le dice? Solo ella lo sabe, mueve la boca, saca y mete la lengua y a mi me hace tanta gracia que la imito, me mira se ríe y lo vuelve a hacer, para luego terminar jugando, otra vez, con su muñeca. 

Si algo quiere y no está a su alcance no hay problema. Ha aprendido bien el arte de mirarte, y con su dedo señalar algo que quiera. Yo siempre que hace eso le pregunto: ¿Quieres que te dé (y le digo la cosa que señala)? a lo que ella se reafirma, haciendo un sonidito muy mono y volviendo a señalar. Yo se lo doy y le digo, como se dice: Ella me sonríe. No sabe decir gracias, pero como es muy espléndida y ella  todo lo que tiene, si se lo pides, te lo da, o juega a que lo hace, le decimos siempre: Graciaaaas!!! Más que nada para que sea educada y ya que dice hola a todo el mundo sea yendo por la calle, al entrar en una tienda o donde sea, pues que también sepa palabras como esta.

Pero ahí no acaba la cosa. También baila. Y baila de todo. Le da igual. Da saltos poniéndose de rodillas y dejándose caer en el culete. O con las manos y los brazos, incluso con los hombros. Ella oye música y ahí que se tira. Bailarina como sus padres, que fueron a clases de baile de salón durante unos años (aix, lo echo de menos. Carinyet, nos apuntamos otra vez????)
De buena mañana se levanta y lo primero
que hace es ponerse a bailar y tararear.
Sinceramente, pienso que puede ser porque cuando estaba en la barriguita yo no paraba de escuchar música y no música relajante o música clásica. Nooooo, yo me iba a escuchar pop español de toda la vida, dance, rock, bandas sonoras,.... Es normal que haya salido bailarina. Le gusta oír a Fangoria, siempre baila, a JLo, a Pitbull, a las Nancys, a Bryan Adams (que tiene nuevo disco y viene de gira por España y quiero ir sí o sí), David Guetta, Bandas Sonoras varias, como Mouling Rouge, Chicago, Dirty Dancing, Dreamgirls, Amaral, Mecano, Maná, OBK, El Rey León (sí, llevo Disney), y un sin fin más. Como podeis ver variada y todo bailable, o no, depende como se mire. Así que siempre que me dicen: mira que bailarina está hecha, les digo: normal, con la música que escuchó antes de nacer, lo lleva en los genes. 
Y cuando tararea la canción de la casa de Mickey Mouse??? Pues me la como, me la zampo enterita a besos, porque está para comérsela. Como cuando ve Callie en el Oeste y los animalitos cantan y ella me mira y chilla, como diciendo, mira mamá, están cantando!!!
¿De mayor será artista? Pues no lo sé. Apunta a maneras. Pero como será lo que ella más desee y nos tendrá a su lado quiera ser artista, cocinera, ama de casa o lo que sea, solo sé que será feliz. 

En cuanto al dormir, sigue con nosotros. Sí, nosotros practicamos COLECHO (y porteamos, y sigo dándole la teti cuando quiere y necesita) y no, no pasa nada, ni es raro, ni nos quita intimidad a la pareja. Ella duerme la mar de a gusto, casi del tirón todas las noches. Como mucho se despierta una o dos veces y como mami y la teti están al lado, lo único que hace es, coger la teti con sus manos y a la boca y a quedarse dormida otra vez. 
Duerme boca abajo, con su cabeza en la almohada. Mi marido dice que le tenemos que comprar una, que acapara las nuestras. Yo me río y le digo que en su cuna tiene una almohada sin estrenar estupenda y que puede dormir allí con ella.
Las siestas? Pues cuando está conmigo tiene que tener la teti para dormir. Algunas personas dicen que es vicio. Otras dicen qeu hemos pecado de padres novatos y hemos dejado que nos toreara y que si volvemos a tener otro, le acostumbremos a dormir en la cuna. Yo creo que ella duerme cuando quiere. No duerme después de comer, el fin de semana, duerme antes, porque sabe que después come su papilla y la comida de los adultos y cae el postre, que le encanta. En cambio entre semana, como sabe que está con los abuelos. Duerme con la mañana con su papi un rato y después de comer otro rato. 

Ummm, que ricas las lentejitas!
También he visto un cambio en la comida. Siempre ha sido de buen comer. Pero este verano, sin más en vacaciones, tuvimos serios problemas con la comida. Porque no quería comer. Solo la teti y está bien, pues no pasa nada por quererla, eso está claro y yo nunca le digo que no. Pero que no quisiera la papilla y todo lo escupiera me llevaba por la calle de la amargura  y todo pasó cuando nos fuimos al pueblo y todo volvió a la normalidad cuando volvimos a casa. Hemos comprobado que con gente alrededor no come. Es demasiado curiosa, le gusta saber todo y cuando come no se entera o no puede estar en todo, así que no come. Ella cuando estamos los mayores comiendo debe pensar: a mi me la dan toda en puré y yo quiero tocar con las manos. Así que no come y cuando los mayores estamos a la mesa se pone hasta el kiko de todo lo que hay por ahí que mamá le da. Le encanta el pan con tomate, el queso, las gambas,... El otro día probó la fideuá por primera vez y ni que decir tiene que le encanta. Se come la pasta sin problema, sobre todo los espaguettis. Le gustan los huevos de todas las maneras (cuando hace unos dos o tres meses no se lo quería comer ni en tortilla). Y por supuesto, su papilla?? Ahora que mami no está en casa se la come a pies juntillas y sin problema. Le encanta la fruta en trozos y según me ha dicho la abuela, el plátano y la mandarina lo que más.

En estos 16 meses puedo decir bien alto que no se ha puesto mala más que dos veces. Una con seis meses, fiebre por los dientes, creemos que le duró un día. Y otro hace un par de semanas, por una tos horrible que le hizo coger fiebre y estar un par de días pachucha. Nada más. Y nosotros tan tranquilos (claro que cuando tiene fiebre estamos todos como flanes, porque no estamos acostumbrados).

Y la sonrisa? O esos besos tan bonitos que nos da. Sí, da besitos. Pero cuando quiere y a quién quiere. No se le obliga. Y como mucho, cuando no quiere dar besos siempre le decimos, manda el beso y eso sí lo hace. Mano en la boca y dice: maaaaaaa. 

Y el amor de madre crece por momentos, porque no sé qué haría sin ella. Ahora que la tengo, ahora que he vivido estos 16 meses toda nuestra andadura como hija y yo como madre, no puedo pensar en una vida sin ella. Sin esta personita que hace que sus papis se desvivan por ella, se la coman a besos se despierten pensando qué hacer para darle una buena vida, sin problemas y pueda vivir una infancia feliz y tranquila. La que hace que nos levantemos con una sonrisa cada día. La que hace que perdamos la paciencia y tengas ganas de chillarle, pero que en cuanto te pone esa carita de niña buena, con esos ojitos tan bonitos y esa boquita de piñón y sonríe todo se te pasa y no puedes echarle la bronca, porque es imposible aguantarse la risa.

Carlota es así. Una niña de 16 meses que hace todo a su propio ritmo, sin prisa, pero sin pausa. Quiso hacer la croqueta pasados los 6 meses y así lo hizo, cuando todos ya lo hacían ella empezaba. Quiso gatear a los 12, cuando algunos nenes ya caminan y ella gateó y gatea y gana a cualquiera, porque corre que se las pela (y sí, algún pasito con la ayuda de mami ha hecho, pero tampoco mucho, no os creais). Cuando quiso decir su primera palabra lo hizo y empezó con el hola cuando le dio la gana. Ella sigue su propio ritmo y no se cansa. Come cuando quiere, duerme cuando quiere y no mata a nadie, así que por favor, POR FAVOR, si crece bien, come bien, duerme bien y sigue aprendiendo  cosas a su ritmo.... ¿Por qué no la dejamos en paz a ella y a su madre con el método de crianza? Si no quiere ir en el carro, pero sí en la mochila. Dejémosla, si quiere ponerse de pie pero no caminar, dejémosla. Si se quita los zapatos por algo será. 
Y aquí está la prueba de que empieza a caminar. Con ayuda y cuando le apetece. 

Yo creo que podemos enseñar a los más pequeños a que tomen sus decisiones y hagan las cosas cuando se sientan preparados. Creo que así podrán sentirse, siempre, seguros con sus padres y más allegados. Porque sabe que nunca los juzgarán.


Esta foto me la ha enviado el papi hace más o menos una hora
Recién levantada
¡Ah! se me olvidaba. Este mensaje es para ti, mi niña. Tu padre y yo te queremos un montón. Eres la luz del faro que ilumina nuestro camino. Eres la persona más importante en nuestras vidas. Por ti, lo daríamos todo. Solo con tu sonrisa y tus pequeños actos de amor (cuando besa, besa de verdad!) haces que sepamos que lo estamos haciendo bien y que tu eres feliz y por ello, todo lo que nos digan nos da igual. Porque si tu eres feliz, lo demás, ya pasará. TE QUEREMOS!!!

5 comentarios:

  1. Feliz Cumplemes, Carlota!! Qué suerte tener una niña bien tragona, yo no sé lo que es eso, jajaja. Y lo de caminar, ya llegará, poquito a poco.Qué buen resumen el vuestro! besitos y que vaya bien la pediatra hoy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas, muchas gracias! La verdad es que por ahora no puedo quejarme.
      Lo de caminar,... pues mira, poco a poco, lo sé y no me agobio. Sé que llegará, pero parece que sea una competición para ver cual es el que lo hace antes. Y no me refiero en mi y otras madres, si no en los abuelos con otros abuelos. En fin... que ella se lo pasa bien gateando y poco a poco quiere caminar más y más.
      Ah!! y la pediatra fue estupenda. Hoy haré un post para hablar de ello.

      Saludos

      Eliminar
  2. Está preciosa y enorme, y creo que lo ideal es lo que hacéis, respetando sus ritmos, ¿qué prisa hay? La foto que estáis los tres me encanta. Un besi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Muchas gracias. Eso es lo que intentamos. Respetar sus ritmos, su forma de ser. Es una niña muy independiente. Me doy cuenta de que cuando quiere aprender algo, lo quiere hacer sola. No necesita ayuda. Es una niña alegre que le gusta estar rodeada de gente, pero autosuficiente.
      Ha conseguido más que yo a su edad. Pues la peque, gatea que se las pela y si no cuidamos de donde está se va por toda la casa causando vete tú a saber cuantos destrozos!!! jajajaja.
      En lo de caminar, su padre y yo no tenemos nada de prisa. uff,nos da pereza, sinceramente, pensar en cuanto camine, porque entonces sí que vamos a tener que tener especial cuidado con todo. Pero es una fase como otra cualquiera. Como digo ella es muy independiente y aunque tarda más que otros niños, me siento orgullosa, porque no quiere ayuda. Ella lo hará cuando realmente le apetezca y se sienta segura.

      Saludos

      Eliminar
  3. Hermosa bebé �� felicidades �� lo importante es que es una niña �� sana. Lo demás viene poco a poco... Verás pronto la verás correr, los hij@s crecen muy rápido y hay que disfrutarlos. Bendiciones.

    ResponderEliminar