jueves, 16 de julio de 2015

VUELTA A EMPEZAR. DEJAR TU VIDA EN STAND BY

Vuelta a empezar. Tal y como vino se fue.
Dicen que Dios aprieta, pero no ahoga. Yo empiezo a notar la soga alrededor del cuello.
Siempre he escuchado esa frase: Cuando se cierra una puerta, otra se abre. Yo me conformaría con que se entornara una ventana, solo un poquito, porque pondría la mano, el cuerpo o lo que fuese necesario y no dejaría que la cerrara más.
Parece que nuestra puerta está atascada y no quiere abrirse. 

Tener que poner tu vida en stand by es una mierda. Sobre todo cuando ves que los demás no paran, siguen hacia delante (o hacia atrás, que algunos hay). Pero tenemos que hacerlo. Tenemos que parar y lo que hemos creído un sueño en esta semana y media, se ha tornado eso, un sueño que cuando te despiertas ya no existe.

Así que vuelta a empezar. Vuelta a seguir levantándonos cada día por ella, por nuestra niña. Vuelta a buscar trabajo, vuelta a ponerse nervioso cada vez que suena el teléfono, pensando que llaman para una entrevista. Vuelta a dejar los sueños de lado, por falta de todo.

Dicen que el dinero no da la felicidad. Puede que sea cierto. Pero el dinero puede darte una estabilidad económica que no hace que te despiertes por la noche y empieces a hacer números para saber de dónde quitar para poder seguir teniendo un techo. 

¡Que pena que no tengamos de donde quitar!
Pero tenemos suerte. No hace falta que nos quitemos nada. Por ahora, aún estando como estamos llegamos a final de mes. Pelaos. Pero llegamos. Y eso no todo el mundo puede decirlo.
Tenemos que ser positivos. Tenemos que pensar que en algún momento algo saldrá. Que a lo mejor esto ha pasado porque algo mejor nos espera al final del túnel.

Pero ¡coñe! que túnel más largo. Podría dejarse ver el final y así no perder la esperanza. Porque se pierde. Creedme y a veces no es lo último que se pierde, por mucho que te lo repitan. 

Así que aquí estoy. Intentando olvidar el día de ayer y rezando porque algo bueno nos espere. Que ese cambio que tanto anhelamos. Esa oportunidad que tanto nos merecemos llegue. Nosotros no cesaremos en nuestro empeño en ir a buscarla. 

Cariño, esto es solo para ti. Tenemos que ser fuertes. Algo llegará y podremos por fin, seguir con nuestros sueños.
Siento que ayer no fuera tan dura como tenía que ser. Tuve mi momento flaqueza y al final, aunque fue a ti a quien le dieron la noticia, fui yo la que terminó llorando por impotencia y por ver que volvíamos a nuestra pesadilla y a dejar todo lo que habíamos hablado y soñado en stand by.
Te quiero.

3 comentarios:

  1. Hola. mucho ánimo y no pierdas nunca la esperanza que tienes a tu peque que te recuerda cada segundo que la ida vale la pena y que aunque parezca que el túnel es negro, muy negro, en algún momento veréis la luz. Lo importante es que tengáis salud y lo demás ya lo conseguiréis... te lo digo por experiencia porque la vida está llena de luces y sombras y al final lo importante es la familia y tu la tienes... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. La verdad es que sí damos gracias por tener salud. Aunque siempre podemos querer más. No crees??? La verdad es que ha sido un palo, porque después de un tiempo en el paro y terminándose el subsidio y con las ganas que tiene de trabajar y lo poco que yo gano, pues como que se nos abrió el cielo y parece que un nubarrón ha venido y no se quiere marchar, con los cual el cielo se ha cerrado, por el momento, pero bueno. Algo saldrá. Solo que a veces tenemos momentos de flaqueza y pensamos... ¿realmente podremos tener algo mejor?

      Saludos

      Eliminar
  2. Ay guapísima, mucho ánimo, todo llega y vuestra suerte cambiará, no pierdas la ilusión ympiensa que tenéis lo más importante, los unos a los otros.

    Un beso enorme

    ResponderEliminar