domingo, 24 de mayo de 2015

MIENTRAS DUERMES

Título original: Mientras duermes
Año: 2011
Director: Jaume Balagueró
Guión: Alberto Marini
Música original: Lucas Vidal
Fotografía: Pablo Rosso
Reparto: Lluis Tosar, Marta Etura, Alberto San Juan, Petra Martínez, Carlos Lasarte, Pep Tosar, Manel Dueso, Amparo Fernández, Iris Almeida, Rubén Ametllé, Xavier Pujolràs, Roger Morilla, Oriol Genís, ...
Género: Horror, Suspense
Sinopsis: Aquí vemos un thriller psicológico, ambientado en una comunidad de vecinos en la que nada es lo que aparece.
César trabaja como portero en un edificio de pisos. Puede que no sea el mejor trabajo del mundo, pero a él le gusta y no lo cambiaría por ningún otro. Ya que su trabajo le permite conocer a todos los inquilinos, sus hábitos, sus movimientos, sus idas y venidas, sus horarios, sus secretos,... Si quisiera podría hacer mucho daño, controlar sus vidas, hurgas en ellas, buscar oscuros secretos, pero todo ello, sin levantar sospechas. 
César tiene un secreto, le divierte hacer daño. Le gusta mover las piezas del rompecabezas para crear dolor a su paso. 
Está obsesionado con una nueva vecina, que está en el 5ºB que, por el simple hecho de ser simpática y sonreír le tiene atormentado. Para él, ella será un reto personal, una obsesión, un juego que se le complicará y se volverá peligroso.
Opinión Personal: Mientras duermes es una película que no he conseguido olvidar. Una de esas películas de miedo psicológico que me gustó, No!!, mejor dicho: ME ENCANTÓ.

En la película conocemos al protagonista, César, un portero en un edificio del centro de Barcelona. Su trabajo no es nada del otro mundo, pero según dice, no lo cambiaría por nada. Aunque haya personas, dentro del edificio que le ignoren, también hay gente que habla con él y quiere ser amable.
Pero él, desde que lo ves, sabes que esconde algo. Su infelicidad. César es un hombre infeliz, sin vida, fuera de ese edificio, lo único que hace es ir al hospital a ver a su madre.

La trama no es que sea innovadora, pues es un voyeur, que le gusta amargar a la gente que tiene a su alrededor, para sentirse un poco mejor. Lo bueno de esta película es como las escenas y los diálogos de este personaje hacen que tu cuerpo esté en tensión. Balagueró no ha necesitado una película llena de gritos y sangre para que, por ejemplo, yo pase un rato de angustia.
César, con su amabilidad, fingida, intenta que Clara, la chica del 5ºB no vuelva a sonreír y para ello intenta amargarle la existencia cueste lo que cueste. Para él se ha convertido en su obsesión.


He leído en algunos blogs que la película les ha parecido lenta. Para mi no.
No tiene un ritmo frenético, pero sí uno constante, aunque sea poco a poco. Siempre están sucediendo cosas. Siempre conoces algo nuevo del protagonista que te hace estremecer. 

Para mi lo mejor, a la vez lo peor, es notar como la historia no es una invención que sabes que no te pasará nunca. Al contrario, el problema es que me creí en todo momento que es una historia de las que llamo yo "cada día", de "estar por casa". Un día, viendo el telediario nos podemos encontrar con un César y una Clara, con una noticia nefasta. 
Eso es lo que hace grande esta película. El sentirte desamparada, con miedo.

El final, que no desvelaré, me dejó fría. Pero no fría de... ¡que malo el final!, si no fría de no poder articular palabra. Por que después de todo lo sucedido pasa lo que pasa. En fin, que cuando la veáis sabréis a lo que me refiero. 

Nota: 4,5/5 


,

No hay comentarios:

Publicar un comentario