martes, 26 de mayo de 2015

FRASES QUE NUNCA DEBES DECIRLE A UNA MAMÁ PRIMERIZA (2ªPARTE)

Hoy voy a seguir con las frases que nunca se le debe decir a una mamá primeriza. La verdad es que me enfada que vengan otras personas a decirnos cómo debemos criar a nuestros hijos. Me cabrea que me intenten hacer sentir la peor madre del mundo. Si no te pido consejo, no me lo des. Esa siempre ha sido mi filosofía. Me entristece que aún se sigan creyendo en cosas que están más que demostradas de que no son beneficiosas ni para el bebé ni para la madre, pero se dicen porque "siempre ha sido así".

6. Una de estas frases que me repatea cuando la niña se pone a llorar, porque alguien sin más la quiere coger: La has malacostumbrado a tí y a tus brazos y por eso no quiere ir con nadie. 
A ver, yo no he "malacostumbrado" a nadie. Mi hija y yo tenemos un vínculo especial que nadie más podrá tener nunca con ella. Ella necesita estar con su madre y yo necesito estar con mi hija. 
Sí, la niña llora si quieres cogerla, pero eso, como un día dijo la pediatra, no es malo. Es un claro signo de defensa y me siento orgullosa. Me siento así porque sé que si alguien que no le gusta se le acerca, por ahora, será una niña que llame la atención hacia sus padres para que no le dejen que le haga nada.
Ha estado dentro de mi, durante 9 meses. Luego hemos estado juntas, 24 horas al día, durante 5 meses más. La he cogido cuando he sentido que me necesitaba, la he arrullado, dado amor y comprensión. Eso no es "malacostumbrar" a nadie. Eso se le llama sentido común. 
Mi hija se hará más sociable con el exterior cuando ella se sienta preparada. Y no me gusta nada que intenten que se sociabilice. Ella es una personita llena de sentimientos que no recuerda ni a la mitad de la gente. Si lleva tiempo sin verte, es normal que te llore si te acercas como un tsunami. 
Por suerte, hay personas que lo entienden y cuando la ven y se acercan, lo hacen de forma civilizada. Sin tocarla, solo hablándole. Cuando ella nota que esa persona es de confianza sonríe y es el momento de cogerla, hacerle carantoñas. No corráis tanto, leñe.

7. Una frase que no solo me dijo la pediatra en su día, sino también gente de mi alrededor: La niña ya tiene casi 5 meses y ya es hora de que empiece a comer papillas.
Según lo que recomienda la OMS, un bebé hasta los seis meses solo tiene que tomar leche materna. A partir de los seis meses se debe ir introduciendo los alimentos. Sin dejar de dar el pecho. 
Parece ser que ahora la gente dice: Dar el pecho "es una moda". ¿Cómo se alimentaron los seres humanos hasta que apareció el biberón y la leche en polvo? 
Con la leche de su madre. Siendo bebés de pecho, hasta que ellos mismos se soltaron. Debemos pensar que antes el pecho era la única fuente de alimentación que los padres podían darle al bebé y por eso se pasaba más tiempo con el pecho. Esos niños crecieron fuerte y sanos. ¿Por qué ahora es malo dar el pecho más de 4 meses? Porque la lactancia materna no reporta dinero, supongo.
Mi hija empezó con la papilla de frutas a los cinco meses. No quería ni ver el biberón y su padre y yo decidimos que cuando me fuera a trabajar necesitaría algo. Solo le dimos fruta durante mis horas de trabajo. Por la mañana estaba en casa y tomaba el pecho. Por la tarde la papilla y después se esperaba pacientemente a que llegara su teti y seguir mamando. Fue nuestra solución, pero no por ello es mejor o peor que otra. 
Mi bebé a día de hoy, con casi 11 meses, sigue con el pecho, por la mañana y por la noche. El fin de semana tiene barra libre. Le encanta cogerlo para dormir. Le encanta cuando está algo nerviosa, eso le calma. El fin de semana es para las chicas, ya que ella y yo no nos separamos nunca. Ya tendremos tiempo de estar separadas cuando sea más mayor. Por ahora su pecho es su alimentación, junto con la verdura, la fruta,...

8. Esta frase me la dijeron una vez. Solo una, pero me dolió en el alma, por venir de quien vino: Seguro que tiene hambre, al fin y al cabo la leche es practicamente agua.
Me dolió porque me lo dijo alguien cercano. Alguien que tiene un hijo pequeño. Alguien que en su día le dio el pecho a su hijo hasta los 6 meses y luego empezó con los biberones y no por ello fue juzgada por mi parte.
Me sentí juzgada y me sentí mala madre durante medio minuto. Medio minuto eterno que me pregunté porqué lloraba tanto mi bebé. En ningún momento pensé que era por hambre. Eso lo tenía claro y lo tenía claro porque no me creo que la leche, fuente de alimentación que da nuestro cuerpo especialmente para nuestros bebés, cuando lleguen a cierta edad se convierta en agua.
Fue el hecho, la frase, el quién lo dijo y las circunstancias. No quise entrar en una guerra. Miré a mi marido y seguí dándole el pecho. Días más tarde vimos que le había roto la encía de uno de los dientes de arriba. ¿Sería por eso? Pues seguramente, pero ya directamente se achacó a que la leche era agua y no alimentaba.
Si yo no hubiera estado informada, si no tuviera una tribu de apoyo y un marido que cree, como yo, que lo estamos haciendo genial. Entonces hubiera dejado de darle el pecho, hubiera empezado a ofrecerle leche de fórmula y alimentación complementaria. Cuando yo misma tengo ahí, ya no solo su fuente de alimentación, si no también su calmante y mil cosas más.

9. Esto me lo dijeron en la farmacia de toda la vida: No le des de comer cuando te pida, si no cada tres horas. Que si no te sentirás como una vaca lechera y entrarás en una depresión, porque es muy esclava.
A ver, ¿qué contestas a eso? yo hice oídos sordos. Le doy el pecho como yo crea que es mejor. Mi bebé tenía la necesidad de estar en la teta cada hora y media. Yo creo que si llorara porque quiere teta y no se la doy, de tanto oírle ese llanto desconsolado es lo que me haría entrar en una depresión.
Un bebé recién nacido necesita paz, tranquilidad y comer. Si pide el pecho cada hora y media, no le voy a decir que no. Si quiere estar en brazos de mamá todo el día, no le voy a decir que no. Tuvimos una época que era solo así. En brazos de mami y con el pecho en la boca todo el día. Fueron unas semanas. Claro que se me hizo duro, pero no por ello pasé de cogerle y dejarla en la cuna. Si yo no te juzgo, porqué tu sí.
Le di el pecho a mi hija durante casi 6 meses a demanda. Y nuestra lactancia fue y es perfecta. Ahora es a demanda cuando estamos juntas. Ella pide, yo le doy. 

¿Es esclavo? No lo creo. Yo veo peor tener que salir fuera y llevar todo. Que si biberones, que si la leche en polvo. Depende donde vayas, llevar un termo con agua caliente. Prepararlo todo. 
La teta es más comoda. Solo tienes que pensar en qué ponerte, para sacarte mejor el pecho. Recuerdo cuando salíamos a pasar el día fuera con la peque, me pasaba media hora decidiendo qué camiseta enseñaba menos, pero tenía mejor escote para sacarme el pecho. A partir de ahí, ya tenía todo controlado e infinitamente mejor.

10.Esta frase me la dijo una señora cuando empecé a portear: La vas a ahogar al estar ahí. Debería ir en un carro.
Ya lo dije en la anterior entrada, el carro es el invento. El porteo es lo que siempre se ha hecho. ¿Cómo llevaban a nuestros padres? ¿En carro? ¿Y a nuestros abuelos? 
El carro es algo que se inventó para "beneficio" de los padres. Ya que portear, "hace daño a la espalda".
No sé cuantas veces me habrán dicho que seguro que la niña va fenomenal, pero que yo acabaré con la espalda molida.
Con un buen portabebés ergonómico, no tiene porqué. ¿Te cansas? Claro. Si subes una cuesta te cansas, si subes y bajas escaleras, te cansas. La verdad, yo creo que estamos llenos de prejuicios y a las madres nos encanta criticar. Es que esta hace, esa no hace.
Creo que seríamos más felices si cada una criase a su hijo a su manera y las demás no juzgasen.

Yo porteo, colecho y doy el pecho. ¿Soy mejor madre que una que lleva carro, el bebé duerme en su habitación y da el biberón? 
Pues no lo soy. No creo que lo sea, porque cada madre es un mundo y cada bebé un universo. 

Si tu eres feliz, tu bebé es feliz y está sano. ¿Por qué hacer caso a gente externa? Sigue tu instinto, ese es tu mejor aliado. 
Dejemos de juzgar, dejemos de decir cosas hirientes, vivamos nuestra vida. Criemos a nuestros hijos y que ellos que decidan sobre sí mismos. Ellos son el futuro, no los mareemos con tonterías de mayores. 

2 comentarios:

  1. Hola. coincido contigo en todas esas frases tan típicas y tópicas que nos dice la gente cuando cree que somos madres sin experiencia. Al final nadie conoce mejor que nosotras a nuestros bebés y debemos hacer lo que mejor creamos... no hay que hacer caso a ese tipo de comentarios... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta Master. Y amén a tus palabras. La verdad es que podemos ser primerizas. Pero no tontas. Que la gente es muy feliciana diciendo lo que piensa, sin pensar en el daño que puedan hacer.
      Saludos

      Eliminar